Un hombre mata a su esposa y sus tres hijos en Las Vegas y luego se suicida

El padre de una familia de cinco miembros protagonizó una persecución en las calles de Las Vegas que terminó con el asesinato de su esposa. Tras matarla, se dirigió al departamento donde estaban sus tres hijos, a quienes también les quitó la vida antes de suicidarse.

La escena de terror que encontró la policía al llegar a la habitación donde se suicidó el hombre, quien yacía junto al cadáver de sus tres niños de entre 9 y 15 años, fue donde terminó un crimen que inició a las afueras de una farmacia donde cayó muerta la madre.

El forense del condado Clark identificó a la mujer como Phoukeo Dej-oudom, de 35 años; la niña Dalavanh Ariel Dej-oudom, de 15; y los niños Anhurak Jason Dej-oudom y Xonajuk J.J. Dej-oudom, de 9 y 14 respectivamente.

El niño menor murió de una herida de bala en la cabeza; las causas del fallecimiento de los demás no han sido confirmadas.

Los detectives de homicidio investigan las causas que motivaron a este hombre a asesinar a toda su familia. “Es realmente difícil de entender cómo esto pudo suceder, cómo alguien pudo hacer esto a niños”, dijo el teniente de la policía Dan McGrath.

El homicida fue identificado como Jason Hagan Dej-oudom, y según registros de la corte, su esposa había iniciado un proceso para divorciarse de él a finales de mayo. En estos documentos se le pedía al juez considerar la violencia doméstica al momento de otorgar la custodia de los niños.

Una persecución a muerte

De acuerdo con la reconstrucción de los hechos, Phoukeo Dej-oudom habría salido este miércoles en la noche gritando de su casa moviendo las manos en busca de ayuda y en ese momento un conductor que pasaba la auxilió. Pero su esposo, Jason Hagan Dej-oudom, inició una persecución y los alcanzó a dos bloques en una farmacia CVS.

Apuntándole con su pistola, el atacante la obligó a subir a su auto y mientras conducía, la mujer logró escapar a través de la ventana y empezó a correr. Según testigos, Jason Hagan la persiguió con su vehículo hasta otra farmacia Walgreens. Allí, los presentes reportaron haber escuchado cuatro tiros y haber visto a un transeúnte que se apresuró a ayudar sin éxito a la mujer, quien murió con al menos un balazo en la cabeza.

Para ese entonces eran las 7:30 de la noche. Un familiar del esposo llamó a la policía media hora más tarde tras recibir un mensaje de texto que indicaba que estaba en el departamento y se sentía perturbado y suicida, indicó el oficial McGrath.

Al llegar a esta dirección, las autoridades encontraron los cadáveres del padre y los tres hijos, aunque no está claro en qué momento murieron estos últimos.

Agencias.