Un ciego que no ve obstáculos para ser feliz

Quedar Ciego cuando tenia 40 años fue la experiencia más deprimente en la Vida de José Ramón Velásquez Lazo, un esteliano que se ha convertido en una verdadera inspiración, para quienes tienen el privilegio de conocerle.

Quien visita a Don Ramón se asombra de las manualidades que aprendió a elaborar tras perder la vista, son unas lindísimas canástitas que en ésta época le encargan para la gritería , asegura que para Diciembre está lleno de encargos.

Éste Hombre ejemplar elabora además bolsos para ir de compras, porta llaves, y hasta Tortilleras a base de un material plástico, todo lo aprendió en una asociación de personas Ciegas en Estelí.

El Espíritu de nuestro entrevistado es digno de imitar, con mucho vigor monta a caballo, toca flauta, lee la Biblia en Braille, y dice que de vez en cuando ordeña las vacas.

Un concejo fundamental que da es nunca dejar de trabajar , sin importar lo que pase, cree que no hay justificación para ser haragán.

Don Ramón Vive Junto a su Yerno e Hija en el Barrio San Ramón en el Municipio de Estelí, específicamente frente al obispado en una humilde vivienda de madera.

Aunque trabaja sólo con su Hija y Yerno, éste emprendedor espera dar empleo a quienes le ayuden a elaborar canástitas, preferiblemente que sean personas con discapacidad .y asegura estar dispuesto a enseñar lo que un día aprendió, para lo cual insta a los interesados a llamarle al teléfono 57274851.