Un terremoto de magnitud 4,6 en la escala Richter provocó este lunes daños leves en algunos edificios del centro de Italia y obligó a cerrar varias escuelas y a suspender algunas las rutas ferroviarias como medida de precaución ya que se trata de una zona que registra habitualmente una gran actividad sísmica.

El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) italiano, informó de que el sismo se produjo a las 05.11 hora local con epicentro a 2 kilómetros de la localidad de Muccia y a una profundidad de 9 kilómetros. El INGV ha registrado más de veinte réplicas por encima de magnitud 2.

También se ha sentido en las localidades vecinas como Pieve Torina y Pievebovigliana, y en general en las regiones centrales de Las Marcas y Umbría. “Hoy cerramos las escuelas. Hay que ver que no haya daños antes de permitir entrar a los niños”, ha dicho a los medios el alcalde de Pieve Torina, Alessandro Gentilucci. Como medida de precaución, la compañía ferroviaria estatal Trenitalia ha suspendido las rutas de forma temporal en esta zona central de Italia.

El alcalde ha confirmado que los equipos de Protección Civil y del cuerpo de Bomberos están comprobando si ha habido daños en las casas y también en las casetas de emergencia que el Gobierno entregó a las personas que tuvieron que dejar sus hogares tras el terremoto del 24 de agosto 2016, que sacudió el centro del país y que devastó municipios como el de Amatrice, donde murieron 299 personas.

En el municipio de Muccia se ha caído el pequeño campanario de la iglesia del siglo XVII Santa Maria di Varano, ha informado el alcalde, Mario Baroni, y ha agregado que se llevan a cabo las verificaciones pertinentes para determinar si alguna estructura presenta riesgo de venirse abajo.