Terminales de buses abarrotadas de pasajeros

Julia Espinoza tenía 32 años de edad cuando una enfermedad le quitó la vida, han pasado 14 años y su madre siente su muerte como si fuera hoy, con un ramo de flores en sus manos Doña Dominga Antonia Vejarano se enrumban hacia el Cementerio de Nejapa, las lagrimas invaden su rostro cuando le pregunté que recordaba de Julia, no es para menos era su primogenita.

fotoY así sucesivamente las historias se van entrelazando en la Terminal de Buses Israel Lewites, donde centenares de personas utilizan el transporte público este 2 Noviembre para visitar los diferentes Campos Santos de San Rafael del Sur, Nagarote, León y Chinandega.

Hoy el interior del transporte colectivo huele a flores y van adornados sin una planificación previa, los pasajeros se encargaron de ello, el servicio se ofrece de manera normal, sin alterar el precio del pasaje.

ARNULFO

Arnulfo Peralta Solis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.