Tercer día de novenario al Divino niño Jesús

El hombre como cabeza de la Familia, núcleo de la sociedad, fue el Evangélio durante la misa dominical tras el tercer día del novenario al Divino Niño Jesús, desde el púlpito hubo un enérgico llamado a la no violencia y la fidelidad entre las parejas.

Desde las cinco de la mañana los feligreses del barrio Monseñor Lezcano y sectores aledaños abarrotaron una vez más la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, en una jornada que inicio el 16 de Diciembre y concluirá el 24, fecha en que se celebra el nacimiento del salvador del mundo.

Al concluir su mensaje, el Sacerdote Sebastián Zeledón sostuvo que la Navidad no solo se celebra con fiestas y regalos, sino también promoviendo la unidad familiar, la armonía, la paz y la tranquilidad.

Periodista: Arnulfo Peralta