Selena Gomez se sinceró sobre su lucha contra la depresión y la ansiedad

Selena no se dará por vencida.

Hay que admitirlo, Selena Gomez es una “Mala mentirosa”.

Y lo decimos porque esta es una de las razones por las que, en años recientes, ha sido sumamente abierta respecto a sus problemas mentales, ahora en la edición de marzo de Harper’s Bazaar donde habla con la protagonista de 13 Reasons Why, Katherine Langford, acerca de por qué finalmente ella es su prioridad este 2018.

Enfocarse en su “salud” y “bienestar” es lo más importante para Gomez, quien voluntariamente completó su tratamiento ambulantorio en Nueva York, lugar donde precisamente se llevó a cabo la entrevista.

“He tenido muchos problemas con la depresión y la ansiedad, he sido muy abierta a hablar al respecto pero no es algo que sienta que logre superar”, compartió. Fue en octubre de 2015 cuando la cantante reveló que había sido diagnosticada con Lupus. “No habrá un día en que me diga ‘Aquí estoy usando un bonito vestido –¡Gané!–’.

Creo que es una batalla que tendré que afrontar por el resto de mi vida, y estoy OK con eso porque sé que me estoy eligiendo a mí mismo por encima de cualquier cosa. Empecé el año con ese pensamiento. Me quiero asegurar de estar saludable. Si eso está bien, todo los demás se acomodará”.

Gomez estrenó algunas canciones en 2017, incluyendo Wolves, pero en este momento. “No quiero fijarme objetivos porque no decepcionarme si no los alcanzo, pero quiero trabajar en mi música también. Hacer mi siguiente disco ha sido eterno. Cuando la gente me pregunta por qué soy muy honesta: Es por que no he estado lista. O sea, no me siento lo suficientemente segura todavía sobre dónde está mi música. Si eso toma 10 años, entonces que tome 10 años. No me importa. Ahora mismo quiero ser super dedicada a las cosas que estoy haciendo”.

Selena se siente “más cómoda” que nunca, particularmente en Hollywood. “No estoy enfocada en las cosas en las que solía estarlo. ‘¿Luzco lo suficientemente mayor?’ ‘¿Me veo lo suficientemente sexy?’ ‘¿Soy lo suficientemente linda, cool?’ Esa clase de cosas venía a mi mente, pero ahora me siento un poco más liberada”, agrega. Después de haber pasado la mitad de su vida en el ojo público, la también actriz ha aceptado que eso implica cosas buenas y malas”Nunca he querido ser esa clase de persona que dice ‘Oh, tuve una vida diferente’. Así es como funcionó para mí.

Estoy en un punto donde conozco el valor de mi privacidad y entiendo cómo funciona el sistema. Una vez que me di cuenta y acepté esa parte me convertí más valiente. Entiendo que es un pequeño precio que debes pagar por tener la vida que tengo ahora”.

Gomez es una de las estrellas más populares en las redes sociales, pero al mismo tiempo, entiende que eso puede tener un efecto negativo en su autoestima.

“Tengo una relación compleja con Instagram, por no decir lo menos. Me ha dado voz en miedo de todo el ruido de la gente que trata de narrar mi vida por mí, me permite decir ‘Hey, voy a publicar esto, esto se encargará de las 1,200 historias que la gente piensa que son interesantes pero que de hecho no lo son, o ni siquiera son reales”, afirma. “Me ha empoderado de esa manera porque son mis palabras, es mi voz, es mi verdad”.

Dicho esto, Gomez se preocupa sobre “cuánto vale” su presencia en redes sociales. “Es una plataforma increíble, pero en muchos sentidos le da a la gente jove, incluida yo, una imagen falsa de lo que es importante. Así que, sí, es una relación compleja. Probablemente una de las más difíciles de mi vida”.

Pero es bueno porque te puedes comunicar con gente de todo el mundo, claro. “Gracias al Internet, no importa quién seas, sabes que no estás solo. Tal vez un chico o una chica esté creciendo en el sur y se siente confundido, con miedo por quién es porque no piensan que es correcto. Ahora pueden ver lo que está alrededor de ellos y que hay gente que vive libre de dolor, de agendas ocultas, de secretos”, dijo a Harper’s Bazaar. “Creo que los secretos matan a la gente, realmente. Terminas cubriendo quien eres por el bien de tu familia o de quien sea, y crees que estás mal por ser diferente”.

“Es poderoso ver a nuestra generación romper esas barreras e impulsar a otras personas a hacer lo mismo. Hay un sentido de libertad que las viejas generaciones no tuvieron”.

Fuente; E online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.