Santo Domingo rumbo a Managua

En 1885 el leñador Vicente Aburto encontró la imagen en un hueco de un de un madero negro, cuando trabajaba en una finca en las Sierritas de Managua, la imagen fue llevada hasta Managua, donde el Párroco lo identificó como Santo Domingo de Guzmán, un misionero y protector de los esclavos que vivió de 1170 a 1221.

134 años después, el Santo que sin serlo es considerado el Patrono de la capital, deja su ermita como cada primero de agosto y se dirige a su antigua iglesia en el sector de los antiguos escombros de Managua, donde permanecerá por 10 días.

Luego de una misa, a las seis en punto de la mañana, los cargadores tradicionales iniciaron junto a miles de fieles, promesantes y algunos que gustan de las fiestas, el recorrido de la imagen de quien se considera el precursor del Santo Rosario.

Como es costumbre, lo acompañan también en el recorrido, personas que untan su cuerpo con grasa para bailar, otras con vestimenta folclórica, disfrazados de indios, diablos y otros.

Aunque la iglesia y tradicionalistas han solicitado a las personas no ingerir licor, muchos de los que participan en la procesión van en estado de ebriedad y aún consumiendo bebidas alcohólicas, por lo que es notable algunos pleitos y discusiones que no trascienden a más.

Cabe destacar la participación de la Policía Nacional, la Cruz Roja y otras instituciones de atención y asistencia que están pendientes de garantizar la seguridad de los participantes.

Periodista: Héctor Calero