Santo Domingo de Guzmán se despide de la capital

Tras diez días de celebración, el patrono de los managuas, Santo Domingo de Guzmán, se despide de la capital; primero, a muy tempranas horas de la mañana, la eucaristía en la iglesia que lleva su nombre, con la participación de centenares de devotos católicos y promesantes, inmediatamente después, la bendición a los cargadores tradicionalistas y luego, la diminuta imagen es bajada del altar principal de esta parroquia, para ser llevada hasta el sitio donde se encuentra el barco rodante, el cual servirá para transportar a Santo Domingo hasta el sector del gancho de camino, en el mercado oriental

A partir de ese momento, el santo patrono de los Managuas, emprende el viaje de regreso a la Iglesia las Sierritas, en donde permanecerá por 355 días.

El significado del arreglo hecho a Santo Domingo de Guzmán, para este día, es básicamente un homenaje a la vida en oración, glorificación y trascendencia a un nivel espiritual del religioso Dominico.

Cuatro réplicas de obras pictóricas en óleo sobre madera, con orilla en repujado, y otra imagen con el símbolo del jubileo Dominíco, en la parte superior, destacan en el arreglo que luce la diminuta imagen, precisamente hoy que le toca regresar a la Iglesia las Sierritas de Santo Domingo.

Periodista: Roman Rodriguez