Restaurante Los Sánchez, una historia que contar

Dos días pasó aferrado a su lancha volcada en alta mar don Freddy Madrigal Sánchez, durante el embate del poderoso Huracán Mitch en 1998, sobrevivió aferrándose al amor a sus hijos y a los propósitos que desde joven trazó para su vida, 21 años después es un empresario turístico y esta es su historia.

Hablar de don Freddy Madrigal no es sólo hablar del nuevo Restaurante Los Sánchez en Masachapa, es contar una historia de lucha y perseverancia de un hombre de raíces humildes, ahora viejo, con el rostro curtido por el sol, que con esfuerzo, trabajo duro y convicción ha alcanzado muchas de sus metas, aunque a la fecha ha logrado la más importante, ser un ejemplo para su familia y la sociedad.

Con los ojos llenos de emoción nos relata sobre su esforzada niñez. “Mi madre nos crió, éramos siete hermanos. Cuando tenía 11 años soñaba con tener un cayuquito para pescar y le pedí a mi madre que me ayudara”. En ese tiempo él junto a su madre y sus hermanos vendían pescado en las calles. “Luego no me conformé y quería tener una lancha de fibra y la tuve” comenta el hombre sentado en una silla de madera junto a una de las mesas de su nuevo local, el Restaurante los Sánchez.

Mientras don Freddy me habla, su hijo Alex, encargado del lugar escucha con orgullo la historia de vida de su papá y algunas lágrimas salen de sus ojos. Don Freddy continúa con su relato: “Ahora ya tengo mi propio acopio, mis lanchas y trabajadores para ir a pescar. Desde las dos de la tarde se preparan y a eso de las cuatro o cinco se entran al mar y salen hasta las seis o siete de la mañana del día siguiente con la pesca. Gracias a Dios hemos ido creciendo y ahora tengo algo que dejarle a mis hijos”, aseguró.

Las exoneraciones que ha recibido del gobierno como pescador le han ayudado en mucho, eso le ha permitido ahorrar e invertir en sus negocios. Desde el 2013 viene a Managua a vender pescados y con sus ahorros ha invertido en un restaurante, que cuenta con un ranchón amplio, construido de tejas y con una decoración veranera.

Si no desea estar en el ranchón, este restaurante cuenta con un espacio más privado, donde siempre podrá disfrutar del ambiente natural. Para los días calurosos que se aproximan, pueden disfrutar de una piscina en forma de herradura, con un centro para poner una mesa, ideal para una noche romántica, asegura don Freddy.

Todo inicio es duro”, apunta este pequeño inversionista, quien colocó una estatua de un pescador con caña en la entrada principal del restaurante, lo que le recuerda sus orígenes. Asegura que tiene como proyecto construir otros ranchos y un edificio de cuatro o cinco plantas con habitaciones sencillas pero acogedoras, que gusten del turismo nacional y extranjero.

La gente me pregunta si viaje a otros países o me copié de otro lugar viendo fotos del internet, porque les gusta la decoración, pero la verdad es que no, uno debe tener buen gusto para las cosas, porque a veces no es cuestión de tener dinero, sino tener gusto” dijo sonriente don Freddy, quien tiene entre sus planes incluir en su oferta turística paseos en lancha, pesca deportiva, canopy y otras sorpresas.

El Restaurante los Sánchez, está ubicado a escasos 50 metros del empalme Villa El Carmen – San Rafael del Sur, en el camino a Pochomil, ofrece una gran variedad de platillos de mar y tierra, entre ese menú: camarones, langostas, pescados, cerdo, res, pollo y mucho más, preparado al gusto del cliente, con altos estándares de cocina, pues cuenta con su propio Chef. También ofrecen todo tipo de bebidas, su bartender prepara todo tipo de coctel y bebidas nacionales e internacionales.

Sin duda alguna Dios tiene algo preparado para mí y yo trato de salir adelante, comparto con mi familia y con mis clientes, para que todos vivamos felices y salgamos adelante”, señaló el pescador que ahora invita a todos a ir a su negocio para disfrutar con amigos o en familia.

Periodista: Héctor Calero