Productores denuncian pérdidas

Los productores y transportistas del país exigen a los grupos que están realizando tranques en diversas zonas del país que escuchen el clamor del pueblo que es el más afectado con estas acciones que no abonan a la paz y la tranquilidad.

El productor de cacao, Ezequiel Luna, reporta grandes pérdidas debido a estos tranques e hizo un llamado a quienes están desestabilizando al país porque nos estamos perjudicando todos. ¡Por favor hermanos! Tengan misericordia del pueblo, que el daño no se lo hacen al gobierno, se lo hacen al productor, afirmó.

Recalcó que no tiene combustible para sacar su producción y en caso de conseguirlo no la puede vender porque la empresa que le compra no va a venir debido a los tranques, recordó.

Aseguró que las cosechas de café se están debilitando, porque necesitan insumos y corremos el riesgo que se pierdan.

“Mi mensaje es que nos dejen trabajar porque ya hemos tenido demasiadas pérdidas; así que les hacemos un llamado a la paz y el dialogo”.

Don Jonhy Zeledón, dueño de una cooperativa de lácteos, dijo que en los cuatro acopios grandes que hay en el municipio de Nueva Guinea en el sector lechero, se han perdido alrededor de 80 mil litros de leche, afectando a 1500 productores.

Es una cadena grande la que está siendo afectada, porque también están los conductores, ayudantes y otros trabajadores de cada productor, recordó.

“El sector pinero y de tubérculos como quequisque y yuca también han perdido su cosecha y es una lástima porque son productores que sacan créditos para invertir”, manifestó Zeledón.

“Está claro que la Conferencia Episcopal y el Gobierno ya dijeron que hay dialogo, así que les hacemos un llamado a esa gente que están haciendo tranques que se sumen al dialogo y que nos dejen trabajar a nosotros”.

Otro de los productores que se dedica a la producción de yuca, piña y quequisque, dijo que ahorita la tierra está preparada para sembrar, pero los tranques no le permiten ir a hacerlo.

“Nos están afectando para la siembra de la próxima cosecha. Si quieren protestar que lo hagan, pero que nos dejen circular, porque deben recordar que tenemos una familia que depende de nosotros, además de las deudas que tenemos en el banco”, dijo.

Aseguró que en los grupúsculos que protagonizan los tranques hay delincuentes tomando licor, quemando llantas y arrancando los adoquines en caminos recién reparados.

Don Benjamín Ugarte, dueño de un taller mecánico, también dijo que está siendo afectado por esas obstrucciones en las vías.

“Yo tengo préstamos en los bancos, debo llevar el sustento a mi familia y también salen afectados mis trabajadores; así que hacemos un llamado a esa gente que nos dejen trabajar en paz, que levanten esos tranques y que se sumen al dialogo”, finalizó.