Presidente Ortega envía mensaje al Presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski

El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, envió un mensaje al Presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, en relación a la exclusión de Venezuela de la VIII Cumbre de las Américas, acto que contradice los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y a la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz.

A continuación el mensaje íntegro:

Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional
Unida Nicaragua Triunfa
Managua, 15 de Marzo, 2018
Excelentísimo
Presidente de la República del Perú,
PEDRO PABLO KUCZYNSKI
Su Despacho

Su Excelencia :

Los Presidentes y Autoridades que suscribimos esta nota, tenemos el agrado de dirigirnos a Usted en referencia a la misiva enviada a la República Bolivariana de Venezuela el pasado 13 de febrero, por la que su país, en calidad de organizador de la VIII Cumbre de las Américas, retira la invitación al Presidente Nicolás Maduro Moros.

Al respecto, nos permitimos expresar nuestra posición contraria sobre la exclusión de Venezuela de la VIII Cumbre de las Américas, por considerar este acto contrario a los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y a la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz, firmada por los Jefes de Estado y de Gobierno de los Países Miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Asimismo, queremos hacer mención al Acuerdo entre la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y el Gobierno de la República del Perú, relativo a la celebración de la VIII Cumbre de las Américas, suscrito en Washington, D.C., el 20 de julio de 2017.

Como es de su conocimiento, el mencionado instrumento establece que el Perú, en su condición de Estado Sede de la Cumbre, goza de las atribuciones de extender la cortesía de invitación a los Altos Dignatarios, or-ganizar la reunión y brindar las facilidades logísticas, de seguridad y resguardo a los participantes; además de garantizar las inmunidades y privilegios respectivos y conducir, en su carácter de Presidente del Grupo de Revisión de la Im-plementación de Cumbres (GRIC), las negociaciones del documento que se aspira adopten los Jefes de Estado y de Gobierno, pero en ningún caso decidir quiénes son Miembros y quiénes pueden participar. Entendiendo que somos Miembros bajo el Principio de Igualdad entre los Estados.

Por ese fundamento, el decidir sobre la participación de un Estado Miembro Fundador en las reuniones de la Cumbre de las Américas, excede lo establecido en el Acuerdo del 20 de julio de 2017, al tratarse de un evento nacido en el seno de una Organización Internacional de carácter intergubernamental y no así una iniciativa nacional propia de la República del Perú.

Actos como éste van en contra de los Fundamentos Jurídicos y Políticos que sustentan las Cumbres de las Américas, que procuran la Igualdad y el Respeto entre los Estados Miembros que, por supuesto, están enmarcados en la Pluralidad de ideologías existentes en la Región. Actuar de otra manera estaría fundando un mal precedente que nos llevaría a regular los Procesos de Integración bajo conductas arbitrarias, intolerantes y unilaterales.

En consecuencia, invocando la histórica vocación Integracionista e Independentista de la República del Perú, le solicitamos con mucho respeto, dejar sin efecto la misiva del 13 de febrero y reconocer el Derecho de un Estado Miembro como lo es Venezuela, de participar en la VIII Cumbre de las Américas.

Con este motivo, le hacemos llegar las seguridades de nuestra más alta consideración.

Atentamente,

Daniel Ortega Saavedra
Presidente de la República de Nicaragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.