Ponte en forma con sólo 3 ejercicios

Si tu tiempo no te permite ir al gimnasio o salir a correr, puedes dedicarte sólo a realizar estos 3 ejercicios. El secreto está en hacerlo de la forma correcta y aquí te explicamos cómo.

1. Flexiones

Las flexiones no son sólo para fortalecer tus brazos, sino que también trabajas y fortaleces toda tu parte superior.

El secreto está en hacerlo a consciencia, es decir, de forma pausada y controlada, los movimientos bruscos junto con una mala posición son un típico error.

¿Cómo hacerlo?

  • Ponte boca abajo mirando el suelo. Debes tener alineados tus tobillos, rodillas, caderas y hombros.
  • Luego pon tus codos en una posición de 90 grados, tu pecho debe tocar levemente el suelo. El ejercicio consta de estirar lo brazos empujando hacia arriba.
  • Expulsa el aire cuando subas y toma aire cuando bajes. Controla que tu pelvis no caiga y tu glúteo no salga hacia afuera (empuja la cola). Concéntrate en trabajar hombros, pectorales y tríceps.

2. Plancha

Aquí te explicamos cómo hacer la famosa plancha “clásica”. Una vez que la domines puedes variarla, aquí encuentras cómo.

  • Ubícate boca abajo y luego apóyate sobre tus codos. Ten en cuenta que deben estar alineados los hombros, caderas y pies.
  • Las piernas deben estar estiradas y la cadera recta, que no se vaya hacia arriba.
  • Y eso es todo lo que hay que dominar, es decir, el objetivo es mantener esta posición el mayor tiempo posible. Comienza con series de 15 segundos o acepta este reto.

3. Sentadillas

Amadas y odiadas a la vez, duelen cuando se hacen de forma efectiva pero te garantizan un excelente resultado, ya que se trabaja toda la parte inferior del cuerpo.

  • Para hacerlas comienza separando tus pies al ancho de tus caderas, la punta de tus pies deben estar mirando levemente hacia afuera.
  • Dobla las rodillas y baja el torso. Tu espalda debe estar recta, tus glúteos son tus “pesas” y deben estar apuntando hacia atrás. Cuida que las rodillas no se doblen hacia adentro.
  • Luego sube lentamente, tu mentón siempre debe estar arriba y tu cara mirando al frente, si puedes hacerlo frente a un espejo, ¡mejor!

Recuerda empezar de a pocos e ir incorporando mayor frecuencia y series según tu evolución.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *