Padres emprendedores que cumplen con su papel

Ser padre es sinónimo de responsabilidad, e implica cumplir decididamente con la formación de valores, sobretodo el valor del trabajo honrado.

A sus 38 años, Wilmer Peralta se siente orgulloso de ser padre y reconoce su función en esta sociedad, por eso trabaja día a día en su pequeño negocio, para cumplir con sus obligaciones.-

Un emprendimiento que puso en marcha, hace dos años y medio, tras haber quedado desempleado. En ese periodo de tiempo, el pequeño negocio de comidas típicas, ha crecido de manera satisfactoria.-

“Yo trabajé mucho tiempo en el área de cocina y pues me decidí a montar mi negocio, en donde vendo vigorón, chancho con yuca, enchiladas, tajadas con queso y hasta pollo asado”, mencionó Peralta.-

Con este trabajo, Wilmer Peralta sostiene a su familia, es decir, a su esposa e hija, quienes también colaboran en el negocio que han llamado “La gracia de Dios”.-

Kenia Silva reconoce que su esposo es un hombre honesto, un padre esforzado y trabajador.-

“Él es prácticamente el que se encarga de todo, desde muy temprano se levanta para iniciar con las labores relacionadas con el negocio, además es un buen padre”, destacó su compañera.-

Este negocio atiende todos los días en horario de 9 de la mañana a 1 de la tarde, en la esquina norte de las instalaciones de canal 2.-

ROMAN

Roman Rodriguez