Nota de Prensa de la Misión Permanente de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos

Washington, D.C. 13 de septiembre de 2017

El Gobierno de la República de Nicaragua deja claramente sentado su desacuerdo con la iniciativa de convocar a audiencias públicas los días 14 y 15 de septiembre de 2017, en el seno de esta Organización con miras a determinar la posible comisión de crímenes de lesa humanidad que podrían ser investigados por la Corte Penal Internacional, en un Estado soberano Miembro de esta Organización. Esta acción va en contravención de la naturaleza y propósitos para los que esta Organización fue concebida.

Diversos países no reconocen la jurisdicción de la Corte Penal Internacional como los Estados Unidos de América, Nicaragua, entre otros países y más de 31 Estados firmantes aún no han ratificado este instrumento.

Nicaragua al no ser Estado Parte del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, no puede aceptar bajo ninguna circunstancia el que se impulsen iniciativas que estén relacionadas con este instrumento, insistir en esta dirección es pervertir la esencia y funcionamiento de esta Organización y es tratar de imponer a Estados No parte de este instrumento procedimientos y acciones que no les son aplicables, por lo que rechazamos esta iniciativa, por tener vicios de nulidad ad initio y por contravenir los principios del derecho internacional y la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados.

Queremos dejar en claro que la Organización de los Estados Americanos, no es una extensión de la Corte Penal Internacional, nadie ha erigido a este Organismo en un Tribunal de Alzada Internacional, ni ha recibido ningún mandato de los Estados Miembros de esta Organización, para este propósito ya que no es un órgano competente para este fin, ni mucho menos tiene mandato alguno de las Naciones Unidas.

Enfatizamos que la Organización de los Estados Americanos no tiene más facultades que aquellas que expresamente le confiere la presente Carta, ninguna de cuyas disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados Miembros.

El Gobierno de Nicaragua considera que la Organización de los Estados Americanos debe de circunscribir sus actuaciones a lo establecido en su Carta fundacional, por lo que hacemos un llamado a la cordura, a que se preserve la institucionalidad de la Organización y a que se respete la personalidad, soberanía e independencia de los Estados, se promueva la buena fe que debe de regir las relaciones entre los Estados, respetando el derecho de todo Estado de elegir sin injerencias externas su sistema político, económico y social y a organizarse en la forma que más le convenga.