Niños cantan por amor a Dios

“Cuando canto siento que el Espíritu Santo está en mí”, “es algo que hago con mucho amor y no me cuesta levantarme temprano, porque es a Dios a quien vengo a cantarle”, “es una experiencia que me llena de paz”, es parte de las respuestas de los niños y jóvenes que sirven en el coro de la iglesia Catedral de Managua.

El coro de este domingo 15 de abril estuvo integrado por niños del barrio La Luz, que sirven en la parroquia San Nicolás de Tolentino, con edades de 8 hasta 19 años en el caso de los jóvenes.

Alex Bustillo López, es un jóven que en su niñez sirvió como acólito, los llamados monaguillos, asegura que estar cerca del sacerdote al momento en que éste convierte el vino y el pan en la  sangre y el cuerpo de cristo es una experiencia inigualable, solo superada por la experiencia misma de los sacerdotes que tienen en sus manos el cuerpo de cristo en ese momento.

Los niños y jóvenes de este coro asisten a clases de canto y en sus espectativas está el seguir sirviendo a Dios desde su iglesia.

HECTOR

Héctor Calero Castro