Nicaragua en la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA

La embajadora Ruth Esperanza Tapia Roa, representante permanente de Nicaragua ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) durante la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente, destacó que nuestro país, amante de la paz y la seguridad, es respetuoso de los principios del Derecho Internacional y el derecho de cada nación a dirimir sus asuntos internos sin injerencias externas de ninguna naturaleza.

A continuación intervención íntegra de la Embajadora Ruth Tapia:

Intervención de la Delegación de Nicaragua en la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, hoy Martes 15 de Octubre de 2019.

INTERVENCIÓN DE LA DELEGACIÓN DE NICARAGUA EN LA SESIÓN EXTRAORDINARIA DEL CONSEJO PERMANENTE DE LA OEA
DEL MARTES 15 DE OCTUBRE DE 2019

Señora Presidenta

La Delegación de Nicaragua agradece la presentación realizada por el Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de la República del Ecuador, Embajador José Valencia y toma debida nota de su exposición sobre los recientes sucesos acontecidos en su país.

Esta tarde asistimos a esta Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente, convocada a solicitud del Gobierno de la República de Ecuador, y no por imposición de la voluntad de un pequeño grupo de países Miembros de esta Organización, que pretenden imponer sus agendas y decisiones sobre otros Estados soberanos y que tienen como práctica intervenir en sus asuntos internos, en flagrante violación de la naturaleza y propósitos de la Carta de la Organización de los Estados Americanos.

Estamos hablando de la existencia palpable de un doble rasero que se utiliza en la Organización de los Estados Americanos en el abordaje de los temas de la agenda interamericana.

Nicaragua no está aquí para juzgar por qué el Ejército Ecuatoriano salió a las calles a reprimir las manifestaciones pacíficas de la población indígena y campesina, o por qué hay numerosos muertos y heridos según reportes de medios de prensa nacionales e internacionales.

No estamos aquí para juzgar el por qué se decretó un Estado de Excepción en el país y el porqué se controlaron o se censuran los Medios de Comunicación y las Redes Sociales en el Ecuador.

Tampoco pretendemos conformar una Comisión de este organismo en contra de la voluntad soberana del Estado Ecuatoriano, ni imponérsela para que tome decisiones que le competen única y exclusivamente a los ecuatorianos.

Tomamos nota del papel de mediación del Sistema de Naciones Unidas y de la Conferencia Episcopal y saludamos el inicio del diálogo entre el gobierno del Ecuador y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y la instalación de una Comisión con el objetivo de encontrar por la vía negociada una pronta solución a la crisis del país.

Nicaragua reconoce la Valentía de los Pueblos Originarios del Ecuador, y al mismo tiempo transmite sus más sentidas Condolencias por [email protected] [email protected] Indígenas que perdieron sus Vidas en estas Batallas.

Señora Presidenta, Nicaragua se une al mensaje de Su Santidad el Papa Francisco en su homilía dominical del 13 de octubre del presente año, en el que, y cito, “confía a la oración común y se une al dolor de los muertos y heridos y alienta “a buscar la paz social, con una atención particular a las poblaciones más vulnerables y a los derechos humanos”, cierro cita de su Santidad.

Nicaragua es un país amante de la paz y la seguridad y respetuoso de los principios del Derecho Internacional y el derecho de cada nación a dirimir sus asuntos internos sin injerencias externas de ninguna naturaleza.

Expresamos nuestros mejores deseos para que a través del diálogo y la negociación, entre hermanos ecuatorianos en el marco de sus leyes y su Constitución, encuentren la paz y la estabilidad en beneficio de todo el pueblo ecuatoriano.

Gracias, Señora Presidenta.