Nagarote, único con artesanías de vidrio cortado

Lilliam del Socorro Roque, es una mujer que hace años decidió migrar en busca del sueño americano, igual que a muchos el Coyote la dejó abandonada en México, donde decidió quedarse y trabajar para su familia, aprendió en oficio de trabajar vidrio cortado, hoy trabaja en su natal Nagarote, y su negocio como decimos en buen nicaragüense, va viento en popa.

Periodista Héctor Calero.

Deja un comentario