Miles de caraceños despiden a oficial

Miles de caraceños en reconocimiento a su entrega y cumplimiento de su deber, acompañaron a su última morada al agente policial Gabriel de Jesús Vado Ruiz, torturado, asesinado y calcinado, por grupos delincuenciales en el departamento de Masaya.

«Mi hijo murió con su frente en alto por ver a Nicaragua libre de tranques y las familias nicaraguenses en paz», dijo Gabriel Vado, Padre de Gabriel.

Previo a su traslado al cementerio municipal de Jinotepe, en la estación policial de esta localidad se realizó un acto de ascenso a grado de teniente al suboficial Vado Ruiz.

«Por su entrega y protección de la nación ascendendemos al grado de teniente al suboficiAl Gabriel Vado y se entrega medalla al reconocimiento al merito», dijo el Comisionado Alberto Gutiérrez, delegado de la
Jefatura nacional.

Por su parte las autoridades del departamento de Carazo, que brindaron un acompañamiento permanente a la familia del teniente Vado Ruiz, destacaron su compromiso de continuar trabajando por la paz y el desarrollo de Nicaragua.

«Lloramos a nuestros héroes como Gabriel y su esfuerzo y valentía nos compromete para seguir luchando por la paz de Nicaragua», dijo Mariano Madrigal, Alcalde de Jinotepe.

El teniente Gabriel Vado Ruiz, se desempeñaba en el área de antinarcótico de la policía de nacional y deja en la orfandad a dos hijos, por lo que sus familiares demandan justicia para los responsable de su muerte.