Médicos llaman a evitar muertes por sumersión

La llegada de la semana santa entusiasma a todos, es sinónimo de descanso, playa, diversión y en algunos casos de comunión con Dios a través de actividades religiosas, sin embargo también significa muerte, en 2017 se reportaron 34 ahogados por ahogamiento por sumersión en la semana mayor y es en este tema que médicos privados están iniciando una campaña  para sensibilizar a la población y bajar ese número este año.

Esta iniciativa es promovida por el médico Vincente Maltez Montiel acompañado del director del CIES, el salubrista Dr. Miguel Orozco y  la Psicóloga Amanda Maltez, los que consideran que muchas veces la raíz del problema es cuestión de actitud, el “A mí no me va ha pasar” y por eso no se toman precauciones.

Algunas de las causas son el cambios de mareas, las corrientes de los esteros, falta de vigilancia de salvavidas, falta de pericia de los bañistas,  los cambios de temperaturas y la peligrosidad de las playas, de las que consideran más peligrosas Pochomil, El Tránsito, El Velero, Casares, La Boquita, San Diego, Pasocaballos y las Peñitas y las menos peligrosas Masachapa y San Juan del Sur.

Según los médicos las víctimas sufren un proceso agónico de 3 a 10 minutos, primero se asusta y traga y respira agua, luego deja de respirar buscando como salir, al no aguantar la respiración vuelve a meter agua a su cuerpo más rápido hasta llegar al colapso pulmonar y paro cardiorespiratorio.

Según la Organización Mundial de la Salud,  por esta causa mueren de 360 mil a medio millón de personas cada año, aunque muchas de ellas en inundaciones y falta de atención médica a tiempo.

Los médicos llaman a la población a tomar las medidas necesarias para cuidar de sus seres queridos, sobre todo en el caso de los niños y los ancianos.

HECTOR

Héctor Calero Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.