Los encadenados: una tradición centenaria

Por más de cien años, las calles de Masatepe han sido testigos de una de las actividades más pintorezcas y únicas del país. Cientos de jóvenes cargan cadenas, con las cuales amarrarán a los “Judas” y los arrastrarán por las avenidas principales de la ciudad.

“Los Judas”, utilizan ropas que los protegen de las cadenas y de los jalones que las dan los ” judíos”, sin embargo, eso no garantizan que saldrán lastimados.

Julio Monterrey López, es un promesante. Comenta que este es un acto penitencial, donde se recuerda la traición de Judas, quien vendió al Jesús, por 30 monedas de plata. Es por eso que el Judas es arrastrado, ya que debe pagar su pecado.

Como pago de promesa, Monterrey prepara unas mil bolsas de chicha, una bebida tradicional a base de maíz, la cual es entregada a cada uno de los jóvenes y niños que participan en la tradición de los encadenados.

Esta tradición se realiza los Jueves y Viernes santo, donde el último día cuelgan a los Judas, frente al cementerio de Masatepe.

Periodista: Tania Sirias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.