Esto es lo que la NASA haría si un astronauta muere en el espacio

La NASA ya tiene planes para misiones tripuladas a Marte, y empresas privadas como Marte Uno y SpaceX están trabajando en la logística de la creación de colonias humanas en Marte. Aunque podrían pasar décadas hasta que esto suceda, la posibilidad de que alguien muera en el espacio, ya sea en ruta o en el propio Marte es algo posible.

La solución más simple sería enviar el cuerpo a flotar en el espacio, sin embargo, resulta que una de las reglas internacionales que rigen el cosmos prohíbe esto. Un acuerdo de la ONU dice que no se puede lanzar basura al espacio, y eso incluye a los organismos. Esto sucede porque se cree que los cuerpos que flotan podrían colisionar con otras naves.

Así que tenemos un plan B, pero no es práctico mantener un cuerpo humano en una nave espacial durante un largo viaje. Se podría poner en peligro la salud de la tripulación, tanto física como mentalmente. Además, las naves espaciales son increíblemente caras, lo que tener un mini mausoleo dentro de una costaría varios millones de dólares.

Una de las propuestas más interesantes para hacer frente a la muerte en el espacio es una colaboración entre la empresa Promessa y la NASA que dio lugar a la idea de la ‘Body Back’, que consiste en colocar el cuerpo en un saco de dormir hermético y luego exponerlo a las temperaturas bajo cero del espacio exterior.

El cuerpo congelado se guardará de nuevo a bordo y se le hará vibrar intensamente hasta que se rompa y se vuelva polvo, lo que nos deja con 50 kilos de polvo de cuerpo humano finamente molido que se puede colgar fuera de la nave espacial hasta que llegue a su destino.

La muerte es un tema profundamente humano, pero para el vuelo espacial a largo plazo tiene que también ser tratado como un problema de costo y beneficio. Es una cuestión que requerirá mucho más pensamiento antes de cualquier misión de lanzamiento

Agencia