“La verdadera cara del cáncer”: un padre fotografía la batalla de su hija contra la enfermedad

Andy Whelan es un electricista inglés que residen en la localidad de Oswaldtwistle, cerca de Lancashire. No es un fotógrafo profesional, pero ha sabido captar como muy pocos la dureza del cáncer infantil. Y lo ha hecho retratando a su propia hija, Jessica, que combate contra esta terrible enfermedad.

“Esta es la verdadera cara del cáncer: los vasos sanguíneos sobresalen de su piel, una lágrima solitaria corriendo por su mejilla, su cuerpo rígido y el rostro contraído por el dolor”, escribe de manera descarnada el padre en la página de Facebook que ha creado para poder publicar el día a día de su pequeña de 4 años de edad.

Jessica Whelan padece un neuroblastoma, un tipo de tumor canceroso muy raro que se desarrolla a partir de tejido nervioso y que normalmente se presenta en bebés y niños. La enfermedad le fue diagnosticada a finales de 2015, con tan mala suerte de que se encontraba en una fase muy avanzada. Los médicos pronto les dijeron que había muy pocas posibilidades de que sobreviviera. Pero a pesar de ello, sus padres decidieron probar con un tratamiento a base de quimioterapia. Lamentablemente, la medicina no ha sido capaz de curar a su hija. Lo último que les han dicho los doctores es que apenas le quedan semanas de vida.

02

Acostumbrados como estamos a imágenes de niños rodeados de luz y de color en las salas de oncología de los hospitales, las fotos de Jessica suponen un contraste brutal. En ellas apenas hay sonrisas, y sí mucho drama y dolor. Andy se refiere a ellas como “la verdadera cara del cáncer”.

LA intención del padre no es la de regodearse ni mostrar impúdicamente el mal trago por el que está pasando su familia. Solo quiere mostrar cómo de cruel es esta enfermedad cuando se da en niños para que los que tengan algún tipo de poder se sensibilicen con el problema. Como él dice, “para que ellos puedan hacer algo al respecto para que en el futuro ningún niño tenga que sufrir este dolor. Se deben hacer investigaciones. Hay que encontrar una cura”.

03

La primera foto que ilustra este artículo es la que más impacto ha tenido. Andy explica las circunstancias en las que la tomó: “hace pocos días nos dijeron que le quedaban semanas de vida. Esta fotografía fue hecha en un momento en el que sus padres no podían ofrecerla ningún tipo de ayuda. Es Jessica retorciéndose de dolor en soledad”, asegura en declaraciones concedidas al Daily Mail.

04

Desde el pasado 12 de octubre, Jessica no toma ningún tipo de medicación. Los amigos de la familia han abierto una colecta online para ayudarles en tan duros momentos.