La inclusión salva vidas

Contar con un plan de emergencia incluyente, permitirá que las personas con discapacidad, los adultos y los niños sean priorizados por los cuerpos de socorro, pero además que estos sean activos en la planeación de estos.

Rosa Salgado, procuradora de las personas con discapacidad expresó que estos planes deben ser sabido por las comunidades, tomando en cuenta que a la hora de un desastres, sepan identificar los hogares donde hay personas no videntes, sordas o que necesiten medios auxiliares para movilizarse.

“Además, los albergues deben contar con rampas, a fin de garantizar la movilidad para la persona con discapacidad y para los adultos mayores”, indicó Salgado.

Claudia Espinoza, técnica de proyectos en Cruz Roja comentó que es necesario revisar los planes de emergencia e incluir a todos los grupos vulnerables, a fin de garantizar la protección de éstos.

TANIA

Tania Sirias