Juez presenta sus experiencias en libro de familia

José Ramón Barberena, abogado con 22 años de experiencia y juez cuarto de distrito de Managua, presentó el libro Análisis y Comentarios al Código de la Familia, donde resalta las novedades del código, destacando el avance de la norma acorde a la norma internacional, con relaciones igualitarias entre el hombre y la mujer.

Para el jurista el código determina la protección en igualdad y sin discriminación a los integrantes de una familia, desarrollando el principio de protección a la famila, con iguldad y no discriminación.

Además del principio de educación integral con maternidad y paternidad responsable, igualdad del matrimonio y la unión de hecho estable, así como la responsabilidad doble de las mujeres con el trabajo asalariado y el trabajo doméstico, a las que se debe dar mayor protección en un juicio de familia, atendiendo el principio de relevancia, buscando una resolución más justa y equitativa.

La presidente de la Corte Suprema de Justicia recordó que desde hace diez años se nombraron jueces de familia, por lo que es una jurisdicción resiente, por lo que es importante el estudio y análisis de las figuras jurídicas para lograr la justicia efectiva, donde prime el interés superior de los niños, niñas y personas en vulnerabilidad y con discapacidad, con perspectiva de género.

Esta obra permite apreciar las normas contenidas en el código de la familia desde la perspectiva del autor desde su experiencia en los temas de familia, siendo un material de referencia para enriquecer la correcta práctica para jueces, abogados y estudiantes.

El libro contempla las relaciones jurídicas interfamiliares y la intervención de las instituciones en ella, un cuerpo normativo garantista de los derechos de los más vulnerables, con igualdad y equidad de género.

La intención del texto, según el autor, es compartir las experiencias positivas y negativas desde las experiencias, resaltando las normas nuevas, incluyendo la doctrina, derecho comparado y convenios ratificados y otros pendientes de ratificar y su vinculación estrecha con el código de procedimiento civil.

Algunos de los comentarios del autor versan en la mayoría de edad determinada en 18 años, el derecho del ejercicio pleno del adolescente que les permite a una menor de 16 años ser parte en una causa, los derechos de los hijos, la prohibición del castigo físico y el papel cuidadoso de la autoridad judicial, preocupado por evitar la violencia.