Inocente baile de un granjero en su establo, ha inspirado a miles de personas

Jay Lavery dejó atrás 26 años viviendo en Nueva York para trasladarse a una granja sostenible y cambiar radicalmente de vida. No fue un cambio fácil, su nuevo hogar está en un pueblo de apenas 500 habitantes, y eso para un gay llegado de la gran ciudad no es sencillo. Después de que unos intensos dolores de espaldas prácticamente lo dejaran sin poder andar, encontró en el yoga, la meditación, y cómo no, el baile, una forma de disminuir sus dolencias y pasar un buen rato.

Un vídeo propio en el que muestra sus movimientos ante la cámara al son de ‘Cheap Thrills’ de Sia, rodeado de cabras en su establo, se ha hecho viral y ha animado a miles de personas que lo han visto compartido en las redes sociales a afrontar sus problemas con más optimismo.

 

Deja un comentario