Implementarán proyecto de reducción de agua no facturada en Managua

Las conexiones ilegales y las tuberías dañadas están provocando pérdidas en la facturación de agua potable, por lo que se trabaja en un proyecto que reduciría esta cifras de un 50 a un 30% de pérdidas. Estas obras iniciarán en Managua, específicamente en el residencial Altamira, donde se les brinda el suministro a unas 45 mil familias.

Este programa fue diseñado por miembros de la cooperación japonesa y personal de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), dijo su presidente ejecutivo, Ervin Barreda. «Hay dos proyectos pilotos implementados que nos ha permitido poder comprender de mejor manera el fenómeno, además contamos con el apoyo de un país como Japón, con toda la experticia y con toda la tecnología«, dijo el funcionario.

Para reducir esas pérdidas se pondrá en práctica un manual elaborado por la cooperación japonesa, que se pondrá en práctica primero en Managua y luego va a ser replicado en todo el país. Para ello «tenemos un financiamiento por parte de la Unión Europea y con el Banco Interamericano Desarrollo, para desarrollar este proyecto en el sector de Altamira, donde estamos hablando de no menos de 45 mil familias que vamos intervenir, por un valor de 20 millones de dólares«, dijo Barreda.

Koji Naito, director de Progestión comentó que es un plan básico de detección de agua no facturada, con una meta estratégica año hasta el 2035.

«Este es el primer documento que se menciona detalladamente cómo vamos a salir adelante, es un tema muy importante para la institución de la salud. La entrega de este proyecto de plan básico de agua no facturada se entregará al ingeniero Ervin Barreda. Espero que sea útil y se aproveche para lograr objetivo muy importante del sector de agua y saneamiento. Finalmente que se mejore el nivel de servicio a los ciudadanos que utilizan agua potable«, dijo Naito.

Periodista Tania Sirias.