Homenaje a la «Lupita», una tradición de generaciones

De generación en generación, las familias devotas de la Virgen de Guadalupe, celebran con alboradas y serenatas rancheras, para rendir tributo a la patrona de México en nuestro país para estas fechas.

Durante la víspera de la festividad mariana, las familias se reúnen en los hogares, para honrar a la Virgen Morena, con cantos alusivos, que son acompañados por grupos musicales.

«Cada 11 de Diciembre, nosotros le hacemos una vigilia a la virgen, esperando que sean las 12 de la noche y el propio día de ella, se le toca música con mariachis y a las 7:00 de la noche, se le hace otro rezo«, explicó el joven devoto José Luis Rodríguez, habitante de la colonia Morazán en el distrito 2 de Managua.

En esta misma zona, otra familia celebra a la virgen morena, con serenatas rancheras y las acostumbradas mañanitas, en compañía de los fieles católicos, una devoción que nació en ellos, hace 35 años en la ciudad de México.

«Porque mi hermana se fue a estudiar allá química farmabióloga y dice que siempre se apegó a la virgen, porque pasó momentos muy duros y la virgencita siempre le ayudaba y ahí se hizo bien devota, le ha gustado México, pero aún así en la distancia ella celebra a la virgen en Nicaragua«, explicó doña Leticia Castañeda, quien llegó desde Miami, Estados Unidos para organizar la alborada Mariana.

Esta celebración religiosa en honor a la Virgen de Guadalupe, representa la tradición católica más importante y con mayor culto en México y otros países de América, además de Filipinas.

ROMAN

Roman Rodriguez