”Ha llegado el momento de restablecer el orden”

La mañana de este martes el doctor Gustavo Porras, Presidente de la Asamblea Nacional, a través de una entrevista realizada en Multinoticias Canal 4, lamentó lo ocurrido en el departamento de Carazo, donde el pueblo con valentía mostró su inconformidad en contra de la actitud declarada por los sacerdotes, quienes utilizaron los templos como guaridas de delincuentes y sitios de tortura, donde además almacenaban armas, drogas, medicamentos y todo lo utilizado para sus fechorías.

“La indignación de una inmensa en una amplia mayoría de los nicaragüenses, porque somos creyentes católicos y obviamente nos molesta ver la actitud de esos hombres, que asumieron un apostolado que no están cumpliendo. Si iban a propugnar por la guerra, lo que tenían que haber escogido es la vida militar, si iban a defender la política debieron escoger la vida política, pero si iban a llevar una guía pastoral y enseñanza de paz, ahí si vale la pena ser sacerdote, pero no ser sacerdotes y levantar las banderas de guerra o desestabilización”, expresó.

Porras hizo alusión al pasaje bíblico cuando Jesús hecho fuera a los mercaderes del templo, el cual lo habían convertido en un sitio donde se cometían actos en contra de las leyes de Dios, olvidando que los templos son sitios para la oración.

“Está escrito, el templo, las iglesias son para todas las naciones, para todos los pensamientos porque Dios es el que nos une, sin embargo, entraron los que hicieron del templo, cueva de ladrones y quienes, usando la fuerza de la representación religiosa, nos dividieron y se ensañaron con una parte mayoritaria del pueblo. Creo que en esta situación hay que precisar, son hombres que asumieron ese papel y dentro de esos hombres hay buenos y malos sacerdotes, hay sensatos e insensatos, gente que llama a la paz y quienes hacen curias criminales”, señaló.

“Está claro que los sacerdotes y monseñores están al frente de acciones en las que se ha hecho daño al pueblo desde los tranques, donde se han asesinado a personas, las han quemado. Sin duda Monseñor Silvio Báez, Rolando Álvarez y otros sacerdotes que desde sus parroquias han sobresalido por la maldad y estoy seguro que muchas mujeres y hombres indignados de Diriamba son creyentes y muchos eran feligreses de esas parroquias”, dijo.

Respeto al orden constitucional
Ante el comunicado emitido por el Gobierno de Nicaragua en el que se aborda como prioridad para el país la paz y la seguridad para todos, el doctor Porras destacó que la constitución mandata que el Gobierno está en todas las funciones para garantizar tales aspectos.

“La Constitución mandata que es lo que se debe hacer, misma que refiere que los nicaragüenses tienen derecho a vivir en paz, seguridad y andar libremente en el país, así como a profesar la religión que cada quien desee y el encargado de garantizar esos aspectos es el estado de Nicaragua y el Gobierno fundamentado en la Constitución de Nicaragua”, destacó.

“La verdadera asociación de derechos humanos en este país y en estos momentos es la Policía Nacional, porque son los que han restituido los derechos humanos de la mayoría de la población. Ha llegado el momento de restituir el orden y el papel de restitución del orden que tiene la Policía Nacional, porque es lo que manda la Constitución quien orienta que todos tengamos derecho a la seguridad”, añadió.

El doctor Porras se refirió al fortalecimiento del Frente Sandinista y el Gobierno ante tal situación, misma que ha permitido la coalición del pueblo y de las estructuras políticas a todos sus niveles.

“Los golpistas terroristas se equivocaron, se aliaron con el narcotráfico y con todos los delincuentes, más los empresarios e hicieron una acción terrorista, aterrorizaron a muchos nicaragüenses, pero no contaron con las ansias de paz y prosperidad que tiene el pueblo nicaragüense. Se les olvidó que el Frente Sandinista siempre ha enfrentado situaciones como estas y cada vez somos más los compañeros que nos cohesionamos y eso da más fuerza a nuestro líder, enriquecido con la lucha”, subrayó.