Guerra frontal contra accidentes de tránsito y delitos comunes

El Plan de seguridad escolar ejecutado por la Policía Nacional contribuyó a la disminución de delitos comunes y accidentes de tránsito cercanos a las escuelas, así lo revela el corte informativo ofrecido por la institución del orden público a 16 días de iniciado el año lectivo 2018.

«Nuestra labor es preventiva, sin el apoyo de la comunidad es difícil tener un plan exitoso y eso lo hemos logrado», manifestó del Comisionado César Cuadra, en representación de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

El Colegio Benjamín Zeledón, ubicado en el Barrio El Recreo, se ha convertido en uno de los centros de estudios más vigilados de la capital, el índice delictivo en la zona; incrementó el año pasado, «Nos sentimos contentos por la presencia policial, ellos nos guardan en la entrada y la salida», afirmó Juan Antonio Martínez subdirector del centro.

«Desde que la Policía Nacional incrementó su presencia no se han registrado robos de mochilas, ni amenazas contra los estudiantes, ojalá sea permanente, dijo por su parte el Padre de Familia Concepción Reyes.

El Colegio Benjamín Zeledón atiende a 1,340 estudiantes en el turno matutino, y más de 1,100 estudiantes en el turno vespertino y nocturno, para totalizar una matrícula superior a los 2,500 estudiantes en las diferentes modalidades.

Entre las acciones preventivas ejecutadas por la Policía Nacional a 400 metros de los colegios se encuentran, inspecciones a los expendios de licor, hostigamiento a los focos delictivos, regulación vial y vigilancia constante para evitar la venta de sustancias prohibidas en los colegios.

ARNULFO

Arnulfo Peralta Solis