“Gracias a Jehová no hemos dejado de trabajar”

Hace 25 años Ofir Nicundano era ayudante en la carpintería de su papá, con el tiempo fundó su propio taller, donde hoy da empleo a 6 personas.

Gracias a Jehová no hemos dejado de trabajar, asegura Ofir, quien con mucha fe sonríe esperando seguir haciendo lo que aprendió de su padre.

Las ventas han bajado indicó el carpintero, sin embargo los clientes no han dejado de buscarnos apuntó Ofir.

De tan sólo 19 años, Pedro Reyes es uno de los trabajadores de la carpintería donde asegura aprendió mucho.

La carpintería Ofir, se encuentra en Managua, del Parque Bartolomé 100 metros abajo sobre la carretera norte.

PABLO

Pablo López