Fumarolas y Manglares entre la variada oferta turística de León

León es conocido por la belleza de su ciudad colonial, la catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y sus refrescantes playas. Pero hay mucho más que ver: pesca artesanal, museos, volcanes y hervideros, manglares y su gastronomía.

Cuando viaje a León no pierda la oportunidad de entrar en contacto con la naturaleza y captar impresionantes imágenes.

Los hervideros de San Jacinto ubicado en el kilómetro 113.5 carretera León – San Isidro, dos cuadras al oeste, es un lugar atractivo y muy concurrido por nacionales y extranjeros.

Los turistas pueden apreciar la ebullición del agua lodosa a temperaturas altas entre los 110 y 130 grados centígrados.

Se estima que los hervideros no son más que fumarolas o respiraderos del Cerro Santa Clara, por ser el más próximo, aunque no se descarta que puedan corresponder a cualquiera de los volcanes de la cordillera de los Maribios.

Se puede apreciar material calcinado compuesto por distintos materiales químicos, entre estos azufre.

Algunos lugareños extraen material calcinado, que una vez expuesto al sol y al viento queda el barro, con el que elaboran artesanías o bien lo comercializan para fines cosméticos, pues aseguran que es rico en minerales para el cuido y embellecimiento de la piel. Esto es algo que los miembros de la cooperativa están interesados en que se realicen estudios de mayor profundidad.

Hace muchos años los nativos ocupaban el agua lodosa calcinada para pintar las casas, puesto que el material se puede apreciar en tonos gris y rojo marrón.

José Napoleón Mendoza, presidente Cooperativa Hervideros San Jacinto explicó que, el centro turístico en conjunto con los lugareños cordinan servicios de guías para realizar recorridos a pie o a caballo por el volcán Telica y el Cerro Santa Clara.

Los encargados de los hervideros, son algunos lugareños organizados en una cooperativa que administra el centro turístico. Ellos recomiendan a los turistas coordinarse siempre con los guías turísticos para prevenir accidentes que pongan en riesgo la vida.

Los hervideros como centro turístico funciona desde hace aproximadamente tres décadas y la cooperativa desde los últimos tres años.

Los recursos que obtiene la cooperativa de los servicios que ofrece se invierten en beneficios sociales para la comunidad como desarrollo del deporte, colegiatura, enfermos y defunsiones.

También cuando vaya a León puede recorrer la Isla Juan Venado, una de las 76 reservas naturales protegidas que hay en Nicaragua.

Es un área rica en biodiversidad por su flora, fauna y los bosque de manglares.

Los turistas tendrán la oportunidad de fotografiar aves migratorias como garza de tres colores, garza morena, el pequeño Martín pescador, picos de cuchara; así mismo cocodrilos, tortugas marinas y otras especies que especialistas gráficos e investigadores extranjeros vienen para conocer.

La Isla tiene 22 kilómetros de distancia de las costas y mide más de nueve mil 800 hectáreas

Los turistas pagan 50 y 100 córdobas el boleto para ingresar a la reserva, a parte la contración de los servicios de embarcaciones, cuyo tours puede oscilar entre los 45 y 80 dólares.

Cada embarcación pertenece a una familia de la comunidad, y tiene un rol para ofrecer los servicios turísticos
Antes o después del recorrido las personas pueden refrescarse en las playas de Las Peñitas, donde se encuentra el Centro de Visitantes de la Isla Juan Venado, localizada en occidente del país.

CELI

Celia Méndez