Feligresía católica de Masaya celebra solemne procesión de Cristo Rey

La procesión inició en la parroquia Santísima Trinidad ubicada en la Villa Bosco Monge de la ciudad de Masaya, con la participación de la pastoral del departamento y centenares de feligreses gozosos de rendir honor a Jesús Sacramentado.

Como parte de la devoción a las festividades religiosas, madres y padres de familia llevan a sus hijos, los más pequeños son cargados en hombros a través de todo el recorrido cultivando así el fervor por Cristo.

La fe de las familias también fue reflejada en la constancia al participar en la procesión sin importar el inclemente sol, acompañado a sus pastores y la imagen de la santísima trinidad.

“Lo más grande que hay en la vida Cristo Rey, es el Dios todo poderoso y el Dios que está siempre con nosotros, aquí vamos como los leprosos, dejando todo, con este sol, con este cansancio con mucho sudor por amor porque sin Él no somos nada” señaló Mayra Sotelo.

Al finalizar el recorrido, la procesión concluyó en las afueras de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción, donde se realizó una misa campal presidida por el Cardenal Leopoldo José Brenes.

A una sola voz los feligreses cantaron y levantaron sus pañuelos en señal de regocijo por bendecir las calles y hogares donde pasó la solemne procesión de Cristo Rey.

En su homilía el Cardenal se refirió a la autoridad que tenía Jesús a través del Espíritu Santo mismo que le daba facultades de reprender demonios, cuando Cristo está en el corazón hay autoridad para anunciar el evangelio.

“Es la misma autoridad que tiene el Papa, la autoridad del obispo, la autoridad con que nuestros sacerdotes anuncian el evangelio tienen su fuerza en que van a anunciar la palabra de Dios y hablan para que Dios sea amado y conocido intensamente” recalcó el líder religioso.

Las familias entregaron ofrendas a su eminencia, como muestra de agradecimiento a Cristo, por las innumerables bendiciones recibidas durante el inicio del año y lo que resta, además adoptaron el compromiso de compartir el evangelio desde las comunidades con autoridad.

AMELIA

Alexander Méndez

Deja un comentario