Feligreses católicos celebran IV Peregrinación Mariana hacia el Cerro Negro

Más de cien feligreses católicos participaron esta mañana de la IV Peregrinación Mariana rumbo al Volcán Cerro Negro durante la celebración de la ¨Gritería Chiquita¨ o de Penitencia en el departamento de León.

Durante la actividad los feligreses al ritmo de canticos realizaron el recorrido hacia la falda del Volcán Cerro Negro para conmemorar los 69 años de la Purisima de Penitencia.

La actividad fue organizada por los representantes de la Casa de Cultura de León, el Gabinete Municipal de Turismo, la Cooperativa Las Pilas-El Hoyo y el Instituto Nicaragüense de Turismo y la feligresía católica.

La Gritería Chiquita es una tradición propia de los leoneses por un favor recibido por intercesión de María Santísima y que se celebra el 14 de agosto de cada año en vísperas de la celebración de la Asunción de María.

¨Nos encontramos celebrando los 69 años de la instauración de la Gritería Chiquita o de Penitencia por Monseñor Isidro Oviedo y Reyes en el departamento de León¨ expresó Jacinto Sebastián Salinas, Promotor Cultural de la ciudad de León.

¨Estamos celebrando la Purísima de Penitencia, orando a la Virgen por haber intercedido para que se parara la furia del Volcán Cerro Negro en el año de 1947 cuando la ciudad de León estaba siendo afectada por la lluvia incesante de ceniza y arena, ante este hecho Monseñor Isidro Oviedo y Reyes insta a la población a celebrar una Purísima de Penitencia similar a la del 7 de Diciembre¨ dijo Salinas.

Durante la romería los feligreses católicos acompañaron la procesión de la Virgen Asunción de María hacia la falda del Volcan Cerro Negro donde estos rezaron un Santo Rosario, además se celebro la Purísima con la entrega de la tradicional ¨gorra¨ a los feligreses católicos presentes.

Además se celebró el tradicional grito de la Griteria Chiquita con cantos alusivos a la Virgen Maria amenizados por el grupo musical ¨Marimba de Mi Tierra¨ originario de la ciudad de León.

La Gritería Chiquita se celebra en conmemoración a la peregrinación que realizaron los leoneses en 1947 hacia el Cerro Negro, organizada por el entonces obispo de la Diócesis, monseñor Augusto Oviedo y Reyes.

El objetivo era rogar a la Virgen María que detuviera la quinta erupción del Cerro Negro, solicitud que cumplió, según los feligreses católicos de la época.

Colaborador: Orlando Chavez Esquivel

 

Deja un comentario