España pierde ante Croacia y jugará ante Italia en octavos

Todo parecía color de rosa cuando en el minuto seis de partido, nada más empezar, España firmaba una jugada de las suyas y Morata la remataba a la red, encarrilando un primer puesto de grupo que fue de la selección hasta el minuto 88. España no arrancó mal, especialmente en ataque, donde parecía tan clarividente como hasta ahora. No lo estaba atrás, donde apareció una inseguridad y un desconcierto impropio hasta ahora en defensa, donde Piqué volvió a ser el líder una vez más con una actuación sobresaliente.

Los despistes, unidos a la caraja de De Gea, permitieron a Croacia avisar con el empate en varias ocasiones, la más clara en una vaselina de Rakitic que se salió tras estrellarse en el larguero y después en el palo. España parecía ir sobreviviendo, dejando pasar los minutos, esperando un final que le llevará por el lado fácil en la fase eliminatoria. Pero al borde del descanso, Kalinic aprovechó la falta de contundencia para empatar con un remate sutil en boca de De Gea.

Croacia se sentía superior, y lo fue en una segunda mitad en el que pasó por encima de España, que, pese a todo, tuvo la oportunidad de calmar los ánimos y acariciar el liderato con un dudoso penalti sobre Silva. Ramos lo falló y todo quedaba abierto para el final. Allí, en el 88′, y a la contra de una clara ocasión de Aduriz, Croacia le quitó a España todo lo conseguido en los dos primeros partidos con un gol de Perisic que dejaba a La Roja segunda de grupo y con un cruce de octavos ante Italia el próximo lunes.

Agencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.