Empresa jinotegana logra patentar su trabajo

A 35 años de haber fundado su negocio de calzados, Reynaldo Lovo al fin tiene en sus manos el documento que certifica que su marca está debidamente registrada.

‘Calzado Lovo’ se distingue en Jinotega por su calidad y no tiene mucha competencia en el ramo. Este negocio familiar, lo inició Reynaldo de forma empírica, únicamente viendo a otro zapatero y después que aprendió comenzó a ofrecer sus servicios de reparación de calzado.

En la actualidad ‘Calzado Lovo’ ofrece botas, sandalias, carteras, fajas, todo a base de cuero y son comercializadas en la región. Las mejores ventas las registran para las fiestas patronales. También su producto hay quienes lo han llevado al exterior del país.

Este negocio ha sido el sustento de su familia, genera cuatro empleos y después de Reynaldo, lo administra y trabaja en él su hijo Harvey Lovo.

Ahora con la patente, que llegó otorgó el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio asegura que, su compromiso es mayor: trabajar con más empeño en la calidad, promoción y comercialización.

En la actualidad reciben capacitaciones y asesorías por parte del Ministerio de Economía, Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa.

El negocio cita de la Iglesia los Ángeles una cuadra al norte en el municipio de Jinotega.

CELI

Celia Méndez

Deja un comentario