Emprendimiento familiar, una opción económica para generar oportunidades

Reciclaje Galilea es un negocio familiar con 30 años de funcionar.

Estos emprendedores se dedican al acopio de materiales desechables y al reciclaje de aluminio.

Para realizar este proceso, acondicionaron una caldera en tierra de ladrillos, con capacidad para fundir hasta 8 quintales de aluminio.

Primero acopian los desechos que son llevados por los recolectores y luego los transforman en pailas y peroles para cocinar, este proceso continúa con el acabado final, para ser comercializado en los mercados del país.

Esta actividad resulta ser compleja por ser artesanal, pero genera varios empleos, sobretodo a jóvenes habitantes del barrio Acahualinca de la capital.

Según datos suministrados por uno de los propietarios de esta recicladora, se pueden fabricar alrededor de 100 peroles de diferentes tipos y tamaños en tan sólo una semana.

 

ROMAN

Roman Rodriguez

Deja un comentario