De asistente del hogar a productora avícola

El consumo de carne de pollo es muy frecuente entre los nicaragüenses, por ello la idea de una granja avícola que se le ocurrió a María de la Concepción Martínez, fue acertada. Ella es de la comunidad Santa Rita de San Lorenzo, municipio del departamento de Boaco.

Con esta temporada de fiestas, navidad y fin de año ya tiene encargos de pollos vivos y también destazados.

La libra de pollo con plumas o vivo lo comercializa en 35 córdobas y destazado a 39. Asegura que vende calidad de aves, muy sanas, bien alimentadas y que aplica en tiempo y forma las vacunas antivirus.

María de la Concepción por años se desempeñaba como asistente del hogar, pero un día decidió emprender su negocio. Comenzó con fondos propios y 46 pollos, después decidió aplicar a un financiamiento con el programa gubernamental Usura Cero.

«Me ha servido de mucho no he quedado mal, sobre todo. Uno para sacar un préstamo debe de hacer cuentas para no quedar mal y no quedarse con ese dinero que es ajeno. Si nos acostumbramos a ese tipo de mañas nos hacemos sinvergüenzas, entonces lo mejor es que digan que ese es pagador y no deudor«, dijo muy orgullosa Martínez.

En la actualidad tiene cuatro galeras, en cada una más de 120 pollos de distintas tallas y peso. Ha llegado a tener hasta más de 500 pollos al mismo tiempo, de los cuales buen porcentaje ya los tiene encargado.

Para este negocio Martínez cuenta con el respaldo de su familia, la que ha mejorado sus condiciones de vida, comenzando por la vivienda que tiene mejor infraestructura; además han desarrollado otras ideas de negocios como la venta de helados y una mototaxi para brindar el servicio de transporte en la localidad.

Las proyecciones son seguir creciendo, porque está satisfecha con la rentabilidad del negocio. «Lo que más me gusta es que ahí no más realizó mi producto y no se me estanca, nunca se me estanca«.

Recomendó a los emprendedores saber administrar e invertir en el negocio, no derrochar el dinero.

CELI

Celia Méndez