Daniel Ortega: El primer paso para consolidar la paz es y ha sido el diálogo

El Presidente de la República, Daniel Ortega, junto a la Vicepresidenta Rosario Murillo, brindó este sábado un mensaje a la nación, en el que destacó que a lo largo de la historia de Nicaragua, el primer paso para consolidar la paz es y ha sido el diálogo.

Durante este mensaje a la nación, el Presidente Daniel acompañado de los altos mandos del Ejército de Nicaragua, la Policía Nacional y miembros del Gabinete de Gobierno, hizo un repaso por los procesos históricos que ha atravesado Nicaragua en los años ochentas y noventas, donde el diálogo ha sido imprescindible para alcanzar la paz.

Indicó que esta ha sido una historia en donde ha habido baños de sangre, y una y otra vez el odio entre hermanos.

En este sentido, el Presidente recordó el poema “Los Motivos del Lobo” del Príncipe de las Letras Castellanas, Rubén Darío.

“El lobo salió horrorizado, cuando vio la envidia, el odio; así lo dice Darío. Hermanos y hermanas se hacían la guerra, hembra y macho eran como perro y perra, matándose, destrozándose”, explicó.

Daniel refirió que cuántos esfuerzos se han hecho para alcanzar la paz en diferentes periodos de nuestra historia.

“El último gran esfuerzo después de ese inmenso y doloroso baño de sangre fue en los años ochentas, con los Acuerdos de Paz de Esquipulas y luego los Acuerdos de Paz en Sapoá, en Nicaragua, con el Cardenal Miguel Obando, contribuyendo; y con dirigentes evangélicos, como el Reverendo Parajón, encabezando la Comisión de Paz”, explicó.

Indicó que en los años ochentas, fue clave la participación de los pastores evangélicos y los delegados de la palabra, los sacerdotes, desplegándose en todo el territorio para que pudiera consolidarse el fin de la guerra; lo que no significaba la Reconciliación, sino el fin de la guerra.

“Fue determinante el mensaje, el acompañamiento a esos Acuerdos de Paz de los dirigentes espirituales de nuestro pueblo, tanto católicos como evangélicos”, indicó.

Un proceso que Nicaragua atravesó para alcanzar la Paz

Refirió que posteriormente el país entró en un proceso. Primero en la etapa de los años noventa, un proceso que pasó por acuerdos, negociaciones, diálogos.

“El diálogo es imprescindible como primer paso para luego alcanzar la paz. Había gente que no aceptaba el diálogo, nicaragüenses que condenaban el diálogo, que vilipendiaban e insultaban a la Presidenta Violeta Chamorro, cuando asumió la Presidencia, y la dio continuidad al proceso de paz, al entierro de las armas, y a los acuerdos de transición para lograr un poco la estabilidad en nuestro país”, rememoró.

Recordó que entonces estaban nicaragüenses, partidos políticos quienes condenaban los acuerdos, condenando el pacto para la paz, para la estabilidad, e insultando a la señora Violeta de Chamorro, e insultando al Ingeniero Antonio Lacayo, llamándolos traidores.

“Un proceso que las nuevas generaciones y que la juventud desconoce, porque no vivieron los horrores de la guerra. Desconocen primero lo que es el dolor, la tragedia de la guerra, el terror de la guerra. Cómo sangra la patria, cómo sangran las familias cuando se impone la guerra, y luego que para poder finalmente alcanzar la paz, hay que dar el primer paso dialogando”, explicó.

Rememora Acuerdos de Paz de Esquipulas y Sapoá

Daniel refirió que cuánto nos hubiéramos ahorrado los nicaragüenses si hubiésemos podido dialogar, sin embargo “no queríamos dialogar, y la sangre corriendo; había una resistencia al diálogo de una parte de los nicaragüenses que apostaban a la guerra».

“Nosotros promoviendo iniciativas de paz, con el acompañamiento de pueblos hermanos, de América Latina y Europa, y luego consolidándose este esfuerzo con los hermanos centroamericanos, hasta alcanzar los Acuerdos de Paz de Esquipulas”, explicó.

El Presidente Daniel, dijo que este momento es oportuno para recordar cuando se da la primera reunión entre la Comisión del Gobierno de Nicaragua, encabezada por el Jefe del Ejército, el General Humberto Ortega; la Comisión de la Resistencia Nicaragüense con los mandos de los representantes políticos de la Resistencia Nicaragüense, y el Cardenal Miguel Obando con sus acompañantes, como promotores del diálogo.

“Se da la primera reunión, y pasó la delegación del Gobierno, la propuesta del Gobierno para iniciar el diálogo. Lógicamente las negociaciones, y después los acuerdos, y después el plan de la paz para ponerla en práctica entre las fuerzas que estaban chocando en la guerra”, expuso.

El mandatario, manifestó que es bueno que los jóvenes conozcan esta historia, la juventud que ha estado participando con la bandera del diálogo, con la bandera de la paz.

Una tragedia impuesta al país por la política expansionista

Daniel recordó cuando al Frente Sandinista tuvo que entregar la Presidencia a Violeta Barrios de Chamorro.

“En condiciones de postguerra no es fácil alcanzar la estabilidad y la gobernabilidad porque no había reconciliación en ese momento. Estaba todo ese odio adentro, provocado por miles, más de 50 mil hermanos nicaragüenses víctimas de esa guerra”, relató.

Expresó que toda esta fue una tragedia impuesta al país por la política expansionista, intervencionista de los Estados Unidos.

“Yo recuerdo que entonces que un dirigente de partido, que era el Alcalde de Managua, empezó a gritar en contra de los acuerdos; y acusó de traidor al Ingeniero Lacayo y la señora Chamorro, y dijo que habían traicionado a la Unidad Nacional Opositora, porque habían sumado acuerdos con el Frente Sandinista para poder lograr un poco de estabilidad, en momentos donde no había reconciliación, sino odio acumulado”, historió.

Indicó que cuando el doctor Arnoldo Alemán llegó a la Presidencia, se dio cuenta que si quería la estabilidad, no había más camino que dialogar. Y se abrió una mesa de diálogo en el que participó el Frente Sandinista y se tomaron acuerdos muy importantes para el país.

“Se fue haciendo el esfuerzo en esa mesa de diálogo, y finalmente se lograron los acuerdos. El doctor Alemán entendió que no era posible revertir lo que había sucedido, porque hubiera sido un desastre, y ha sido otro baño de sangre para Nicaragua”, explicó.

Durante los gobiernos neoliberales se hicieron reformas

Daniel enfatizó que con el Gobierno de la Violeta Barrios de Chamorro y con el Gobierno del doctor Arnoldo Alemán, se hicieron reformas a la Constitución.

“Estamos hablando de una historia ya después de la paz, sin reconciliación, de una historia de 17 años. Quiero que los sepan los muchachos que tienen 17 años, que tienen 20, que estaban naciendo para ese tiempo. Pasamos ese acuerdo de acuerdos y negociaciones, pero sin reconciliación”, reiteró.

Explicó que en ese entonces empezaron a atacar al doctor Alemán, por no haber cumplido la promesa de acabar con todos los acuerdos que había tomado la señora Chamorro y el Ingeniero Lacayo con el Frente Sandinista.

“Luego llegó a la Presidencia el Ingeniero Enrique Bolaños, en una situación de bastante inestabilidad por las contradicciones que se dieron en el liberalismo. Nosotros lo que hicimos fue contribuir a la estabilidad llegando a acuerdos con el ingeniero Bolaños, en medio de las sacudidas que se daban, sobre todo en el campo judicial, y que involucraban a altos dirigentes del Partido Liberal. No aprovechamos la oportunidad para desestabilizar, sino que buscamos como contribuir”, indicó.

“Si somos democráticos tendremos que respetar el consenso”

El Presidente Daniel, explicó que desde los años noventas que se dieron las primeras señales de reconciliación; y entonces un Comandante de la Resistencia Nicaragüense, el Comandante Franklin (hermano de la Comandante Helia María Galeano, diputada del Parlamento Centroamericano), fue el primero que supo sacarse de adentro ese odio.

“Ya cuando llegamos al Gobierno del 2007, se da la gran oportunidad de dar el gran salto para la Reconciliación, algo que parecía imposible, y se da gracias a la Alianza que logramos establecer, y logramos construir con los trabajadores, con los empresarios grandes, medianos, pequeños, emprendedores; con los trabajadores del campo, con campesinos, todos los productores del sector agropecuario, con todo lo que es la fuerza laboral de la Zona Franca”, dijo el Comandante.

Explicó que en ese entonces se estableció un diálogo tripartito entre los trabajadores, los empresarios y el Gobierno. Pero luego empezaron las críticas.

“Siempre en lo que es el proceso político, social, siempre unos estarán de acuerdo y otros no. Lo expresan y está bien, no se puede obligar a pensar igual”, manifestó.

Refirió que siempre se busca un consenso, y el consenso lo da la mayoría; partiendo que siempre habrá una minoría que no estará de acuerdo.

Si somos democráticos tendremos que respetar y respaldar el consenso. De lo contrario es la minoría queriéndose imponer a fuerza su punto de vista, cuando ya entran en líneas de cuestionamientos y actitudes confrontativas y destructivas, y se convierte en un factor de desestabilización”, expresó.

Pequeños grupos son financiados para desestabilizar

El Presidente Daniel Ortega, refirió que en la medida que se viene construyendo esta gran Reconciliación, hay nicaragüenses que tienen todo el derecho de no estar de acuerdo.

“Tienen todo el derecho de criticar este acuerdo, este diálogo, esta alianza, para la productividad, para la paz, para el desarrollo. Pero no tienen derecho a conspirar para destruir; y peor aún buscar allá en los Estados Unidos a los grupos políticos más extremistas del imperio, que son racistas y son exterminadores, van a en la línea de la exterminación”,refirió.

Indicó que estos grupos van a buscar a estos extremistas de Estados Unidos para poner quejas, y que ellos les financien. Pero estas quejas van acompañadas de planes de desestabilización, para que ellos les den el financiamiento.

“Esto lo manejan nada más la cúpula de estos grupos políticos. Esto no lo conocen sus bases. Sus bases no conocen cuánto dinero reciben de parte de organismos de los Estados Unidos, que los trasladan a Nicaragua a nombre de determinado proyecto, pero lo que hacen es triangular, esos recursos no llegan a esos proyectos; el resto va para la conspiración”, explicó.

Trabajan con delincuentes dedicados a la narcoactividad

Daniel manifestó que estos grupos convierten su práctica política en destructiva. Porque sería distinto que no estén de acuerdo, que tengan sus posiciones políticas, que critiquen, que se manifiesten, que hagan sus marchas, sin agredir a nadie, sin asaltar establecimientos.

“Que se vayan a conspirar para promover la violencia en nuestro país, eso no tiene perdón de Dios. Es algo terrible realmente. Esa conspiración ha estado ahí, e incluso organizando redes para estimular y presentar como patriotas a delincuentes armados que en la zona fronteriza de nuestro país se han dedicado al tráfico de drogas, al cultivo de drogas, a la narcoactividad”, enfatizó.

El mandatario indicó que estos grupos para justificar su actividad criminal, lógicamente que no van a decir que son traficantes, sino que dicen que son patriotas que están luchando por la libertad de Nicaragua, y lo hacen asesinando a familias campesinas.

“Son centenares los nicaragüenses campesinos, productores que en esa zona han sido asesinados desde el 2007 por esas bandas. Bandas que ya se venían articulando desde antes para asesinar a sandinistas. Para extorsionar y asesinar productores. Han visto los reportes de la Policía y el Ejército cada vez que se dan este tipo de enfrentamientos”, dijo.

“Lo que está aconteciendo en nuestro país no tiene nombre”

El presidente indicó que ahora resulta que estos asesinos que andan con armas de guerra, cuando caen en combate con el Ejército y la Policía, los acompañan a los derechos humanos para pedir por ellos.

“Pero los que van a los derechos humanos para pedir por ellos, nunca han ido a los derechos humanos para pedir por los campesinos, por los niños, por los productores que han sido asesinados por estos criminales”, refirió.

Daniel explicó que está la contaminación de estos grupos políticos que aprovechan cualquier cosa para buscar cómo sacarle rédito, y en este sentido lo que está aconteciendo en nuestro país no tiene nombre.