Cosas que nunca debes hacer después de terminar con tu ex si pretendes volver con él

A veces, las segundas partes son buenas. Todo depende de la naturaleza de los problemas que zanjaron un abismo entre dos personas que decían amarse y terminaron en la más fría indiferencia, la del silencio y el olvido. Si estás en un problema similar, primero debes pensar en frío cuáles fueron las causas de la separación y si tienen solución por ambos lados. Lo más importante es la voluntad para volver a estar juntos, porque si ésta desaparece en alguno de los dos, no habrá vuelta atrás y un enojo pasajero puede consolidarse en el fin de una relación.

Si después de un par de meses aún crees que terminar fue un error y consideras que lo suyo aún promete mucho, conoce la opinión de tu ex y trata de encontrar la forma de establecer contacto de nuevo, pero nunca con la certeza de que todo funcionará, porque de lo contrario caerás en una espiral de frustración y dependencia emocional. Al mismo tiempo, debes evitar cometer algunos errores comunes que sólo te alejarán aún más de cumplir tu objetivo:

Hablar mal sobre él

01

Independientemente de las intenciones a futuro de cada uno, si se trató de un adiós definitivo o sólo un break, evita a toda costa hablar mal sobre él. Aprende la diferencia entre desahogarte con tus amigos más íntimos y decirles lo que piensas y aprovechar cada ocasión y persona en común para hacerlo quedar como lo peor. Ambos compartieron momentos especiales y coincidieron en estar juntos mientras duró.

Caer en una obsesión por volver

02

La delgada línea entre amor pasional y obsesión se hace más invisible cuando una relación termina de forma abrupta. Tómate el tiempo suficiente para pensar y pide consejos de las personas en quienes confías para saber si es viable una reconciliación o es momento de cerrar el ciclo definitivamente y seguir adelante.

Idealizar la relación y creer que todo marcha bien

03

La ansiedad posterior a una ruptura puede provocar que distorsiones la realidad y olvides todo lo malo que les llevó a tomar la decisión de separarse. Lo mejor es dejar que transcurra el duelo y evitar tomar decisiones precipitadas, sobre todo en las semanas posteriores al final de la relación, donde la tristeza, desesperación o el aferramiento pueden guiarte por un camino distinto a lo que realmente deseas.

Asumir que fue tu culpa y volver en peores términos

04

Si estás completamente convencida de que hiciste todo mal y pretendes regresar como sea con la promesa de cambiar de un día para otro o bajo términos poco convenientes, el resultado será mucho peor que dejar morir la relación de una vez. No seas víctima ni victimaria, porque sólo te llevará a revivir una relación sobre la base de un trato desigual que será más difícil de superar más adelante.

Mentir sobre tu presente

05

Si aún hablas con tu ex con intensiones a tener una segunda oportunidad, una de las peores cosas que puedes hacer es fingir que te encuentras de maravilla, llena de vitalidad, planes y nuevas amistades. Muchas personas mueren por mostrar lo fantástica que es su vida después de una ruptura, pero en realidad se trata de una apariencia que salta como mecanismo de defensa. Habla con la verdad y no finjas algo que no sientes.

Tener sexo casual con él

06

Si el sexo no logró que se mantuvieran juntos, mucho menos funcionará para unirlos de nuevo. Evita el contacto físico intenso, pues si te dejas llevar por el deseo y caes en el sexo casual una sola vez, la relación tomará un rumbo que no quieres y será casi imposible salir de ese camino.

 Acosarlo

07

Una forma infalible de alejar a una persona especial definitivamente de tu vida, es insistiendo una y otra vez sobre la posibilidad de verse, platicar, regresar o tener contacto físico. No dejes que la angustia domine tus acciones y evita caer en arranques que son enfermizos para ambos.

Comenzar a salir con alguien más

08

Si tu ex aún da vueltas por tu mente y estás segura de que harás un último esfuerzo antes de cerrar el ciclo definitivamente, uno de los peores errores que puedes hacer es salir con alguien más. No solo generará más incertidumbre mientras no tienes las cosas claras, también significa involucrar a otra persona y especular con sus sentimientos.

Agencias.