Conoce las mejores canciones de Café Tacvba

Más allá de la ‘Ingrata’ y ‘El baile y el salón’, Café Tacvba tiene grandes canciones que deberías escuchar.

Una de las cosas que caracteriza a esta importante banda de la escena del rock en México es su interés en temas sociales. Hace unos días Meme y Rubén Albarrán, integrantes de Café Tacvba, visitaron uno de los campamentos habilitados para la caravana de migrantes centroamericanos llegados a México. En un discurso humanitario pidieron a la población mexicana no discriminar a quienes necesitan de nuestro apoyo y cantaron un par de sus más reconocidas canciones. Sin embargo, de entre su repertorio hay mucho más que su éxitos que reflejan todo lo que esta banda le ha ofrecido al mundo con su música.

Estas son 10 de sus canciones menos conocidas pero que contienen toda su esencia.

«Mediodía»

«Parece mentira, que entre tanta gente en esta ciudad, no tenga a nadie con quien compartir la vista desde mi casa este sábado al mediodía».

«Desperté»

«Guardo dos compases de respiro, guardo dos compases de alivio, guardo dos compases de silencio, guardo y dejo todas mis fuerzas en esta frase y en esta melodía. Y estoy aquí en medio de este bar. Y no sé qué es lo que hago aquí».

«Un par de lugares»

«Hay un par de lugares donde sé que puedo encontrarte, y que no dejaré de besarte aunque sé que tendré que volver de madrugada. El silencio reina y yo claramente te escucho. Te siento adentro, el sol saldrá Aunque tú no estás, tú no estás».

«Cometer suicidio»

«Y me compré un escuter para tirarme al mar, pero es que el mar está muy lejos. Y me he metido cuarenta nembutales ya, y sólo tengo este pinche viaje. La nostalgia me ha invadido, qué no ves que quiero que me salves antes de que logre cometer suicidio».

«Encantamiento inútil»

«Me escurriré como agua de entre la retícula. Mi corazón, una minúscula porción de la infinita vastedad de este mar de amor. Me escurriré como agua de entre la retícula. Mi corazón, una minúscula porción de la infinita vastedad de este mar de amor».

«Arrullo»

«Arroyo que dura la vida, tu sino me persigna entre el amor y el dolor, llegó la hora de la despedida. Arroyo que juega con brisa, la música es tu sonrisa, mi alimento, tu pecho, tu vida, un instante, una luz la partida».

«Abandonado»

«El huérfano, el mal querido, el que responde mal. El que desilusione, el desilusionado, el que funciona mal. El que llora amargo, y donde llueve seca lo plantado. Abandonado estoy de mi dios, ese soy (abandonado). Abandonado de mí, a mi suerte voy (abandonado). El que se contradice y se maldice, con la palabra se hizo visible, sin decir nada digno, dice».

«Esa noche»

«No me hubieras dejado esa noche, porque esa misma noche encontré un amor. No me hubieras dejado esa noche, porque esa misma noche encontré un amor. Me abrazó el instante mismo que tú me dijiste adiós. Y no fue una gran tristeza, fue como ir de menor a mayor».

«El outsider»

«Se tiene a sí mismo, por eso mi amigo si encuentras a otros que también son otros, diles que el fuego quemando va. No atiendo a la escuela, no tengo patrones, no acepto impuestos. ¿Buscaban al caos? Pues, ¡hallaron al caos!».

«Bicicleta»

«Así son las cosas en la pista de la vida, unas veces vas abajo y otras vas arriba. Una vuelta hacia la izquierda y otra a la derecha, pocas veces tus palabras, siempre frases hechas. Hoy sin una dirección, mañana nadie sabe, sin responsabilidad, sin sentirte culpable».

Lo mejor de Café Tacvba es que tienen una canción para cada momento de la vida, para los fans esto no es una sorpresa, pero para quienes apenas empiezan estas canciones comprenden la mayor parte de su discurso.

Por: Corina Mendoza