Ciudad de las brumas con brazos abiertos al turismo nacional y extranjero

Jinotega, 160 kilómetros al norte de Managua, con una población de 125 mil habitantes, su actividad económica descansa sobre la producción de café, hortalizas y granos básicos, es el corazón del Gran Lago Apanás construido en 1964 en 54 kilómetros cuadrados, declarado sitio Ramssar.

Bajo un clima fresco se albergan 450 negocios turísticos, entre centros acuáticos, bares, restaurantes y hoteles con disponibilidad de 1,200 camas, sin incluir el servicio de cabañas que ofrecen los lugareños en zonas rurales cercanas al lago.

 

Nuestra primera parada inicia en el Malecón de la comunidad El Sisle, aún en proceso de construcción, cada mañana cerca de 8 pescadores se adentran en busca del pan de cada día, entre 500 y 600 libras de pescado dan fe de la dura faena; que luego son comercializados en el norte de Nicaragua.

 

Domingo Montenegro, agricultor de nacimiento y pescador por cosas del destino, se gana la vida transportando turistas en su lancha de motor, 7 dólares por persona es el cobro fuera de temporada, incluye un recorrido de una hora por la Isla El Conejo, si el turista lo desea por 80 córdobas más, se les da el almuerzo.

 

Como una idea entre amigos surgió en el 2014, El Centro Acuático El Chilamate, ubicado a 25 kilómetros de Jinotega, con servicios de kayak, motos acuáticas, cabañas y restaurante, como parte de las actividades propias de la temporada de verano organizarán el primero de abril el torneo nacional de kayak y canoas, además el 7 de abril organizan el Viacrucis acuático y una Misa campal.

Y así poco a poco la ciudad de las brumas Jinotega, saca a relucir lo mejor de su oferta turística, con la certeza que nacionales y extranjeros visitarán la zona para disfrutar algo diferente.

ARNULFO

Arnulfo Peralta Solis