Cárdenas, una experiencia que hay que vivir

En municipio de Rivas, costero del gran lago y fronterizo con Costa Rica, goza de una posición geográfica envidiable, frente a sus costas está la imponente isla de Ometepe, en Cárdenas encontramos costas limpias y mucho entusiasmo de los lugareños en espera de temporada más alta en llegada de turistas, muchos de ellos vecinos del Sur que vienen a disfrutar del Cocibolca.

Lleno de colorido y vistosidad el malecón de Cárdenas alberga kioscos en donde la variedad de platillos es una competencia al gusto de una sola persona, pero la especialidad de la casa es el delicioso guapote, su precio depende del tamaño, si es de dos, tres, cuatro o hasta cinco libras, puede costar desde C$150.00 hasta C$400.00, grande o pequeño, el sabor es simplemente exquisito.


Para esta temporada alta de verano en Cárdenas, es pura celebración, junto a las costas y el malecón se levanta la barrera de toros, en espera de las fiestas taurinas que coinciden con los días de Semana Santa, de diez a catorce animales son jugados diarios en cada una de las seis fechas de las fiestas, y después de las corridas de toros, las concurridas fiestas populares que hacen que el turista disfrute hasta el amanecer.


Es un municipio limpio, con gran seguridad ciudadana pues además del trabajo policial, existe presencia del Ejército de Nicaragua en la zona por ser fronterizo, en cuanto a la accidentalidad vehicular es casi inexistente, lo que la convierte en gran opción para visitar en este verano.

Periodista Héctor Calero. 

Deja un comentario