Nicaragüenses celebran el Día de la Alegría, la cual recuerda la salida del país de Anastasio Somoza Debayle

Cada 17 de julio una mezcla de recuerdos vienen a la mente de miles de nicaragüenses, quienes vivieron en carne propia la represión de un régimen militar. Habían sido muchos días de combate, los barrios de la capital sufrían los bombardeos y la población capeaba a la muerte.

Días previos a la salida del Somoza, los barrios de Managua se convirtieron en bastiones de la lucha popular, los adoquines habían sido arrancados para construir barricadas para enfrentar a la guardia…la capital estaba bastante destruida.

Sin embargo, una noticia emitida a las cinco y diez de la madrugada del 17 de julio de 1979 alegraba los corazones del pueblo, porque Anastasio Somoza salía en un avión 727 de la compañía Lanica, rumbo a Miami. Cuatro horas antes, había renunciado a la presidencia, dejando de forma interina en su cargo a Francisco Urcuyo Maliaños.

Horas más tarde, Urcuyo Maliaños anuncia que permanecerá en la presidencia hasta 1981.

Ante esta afirmación miembros de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional anuncian su llegada a Managua, lo que hace que ese mismo 18 de julio, Urcuyo Maliaños renuncie a la presidencia, ante la entrada triunfal a Managua de las tropas sandinistas.

Poco a poco el pueblo se fue concentrando en lo que hoy es la Plaza de la Revolución, a celebrar el final de una dinastía militar. Desde entonces se conoce a esta efemérides como el día de la Alegría.

TANIA

Tania Sirias

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *