Pokémon Go, un año después

Un 6 de julio de 2016 se lanzó Pokémon Go, juego que se convirtió en el más reciente fenómeno de la industria para móviles. Envuelto en no pocas polémicas, aún cuenta con fanáticos y varias novedades, dentro de una locura de la que Chile no estuvo ausente.

Hace justo un año, el mundo se paralizó por uno de los fenómenos más masivos del último tiempo. Pokémon Go, franquicia conocida por videojuegos de consolas portátiles y sobremesa, una serie de TV, cartas y un enorme maquinaria de merchandising de apoyo, arribó a los smartphones con la promesa de llevar la experiencia a una nueva plataforma, con un público más amplio y casual, aumentando la expectación de millones de fanáticos de los pequeños monstruos de bolsillo en todo el mundo.

La idea había nacido en 2014, cuando Google lanzó una curiosa búsqueda de empleados que implicaba encontrar 150 Pokémons repartidos por todo el mundo, utilizando el celular y la realidad aumentada, todo como parte de una de sus bromas del día de los inocentes. Fue uno de sus ejecutivos, involucrado en el desarrollo de Google Maps, que creó su propia empresa, Niantic, y lanzó “Ingress”, que contaba con un principio muy similar. Fue así, como tras llegar a un acuerdo con The Pokémon Company y Nintendo, comenzó el desarrollo final del juego y la expectación tras el anuncio oficial no hizo más que aumentar la expectación.

La llegada

A pesar que ese martes 5 de julio de 2016 el arribo del juego fue lento y escalonado para evitar la saturación de los servidores, ello no impidió que algunos usuarios latinoamericanos descargaran una versión filtrada y pudieran experimentar lo mismo que los jugadores de Australia y Nueva Zelanda, donde sí se había lanzado oficialmente. Tras el bloqueo por parte de Niantic, desarrolladora del título, los millones de entrenadores comenzaron a pedir la llegada del juego en sus territorios, algo que al menos en Chile, tardaría en ocurrir.

Luego del exitoso lanzamiento, comenzaron los problemas. Muchos usuarios se quejaron que el sistema disponía de Pokémons o gimnasios en los patios de sus casas, dentro de iglesias, cementerios, estaciones de policía, centros militares o incluso centrales nucleares. Todo esto derivó en demandas judiciales, conflictos religiosos y políticos, entre otros.

Aún así, nada detuvo el arrollador paso de la aplicación por las tiendas de descargas. Aún con los reclamos por las primeras actualizaciones, en los primeros días se contaron 45 millones de usuarios diarios, y a fines de julio ya se había convertido en el juego más popular y lucrativo de todos los tiempos, al menos en el segmento móvil. Así fue como un 3 de agosto, por fin arribó a Chile.

En sus primeros cinco días en el país, Pokémon Go se erigió como la aplicación de mayor descarga en Chile, generando sólo en la App Store de Apple 3.000 dólares de ganancias diarias. Tal como había ocurrido en los demás países, la locura también alcanzó ribetes curiosos, como Carabineros lanzando una campaña contra el creciente número de accidentes y celulares robados, así como los primeros usuarios que afirmaban haber atrapado a las 145 criaturas disponibles en sólo una semana, enfrentándose a otros que replicaban haber hecho trampa por medio de un software para PC.

La caída

Pero pasados unos días, la locura se calmó. Tras alcanzar la cima el 19 de julio, en un par de meses el número de usuarios diarios había caído a 30 millones, y para el final del año esa cifra estaba más cerca de apenas 5 millones. Esto se vio reflejado en las descargas e incluso en las búsquedas por Google, aunque Chile se mantiene 3º en las búsquedas mundiales de términos relacionados, y Santiago es el 2º en todo el mundo.

Hoy, Pokémon Go no cuenta con el fanatismo y el fervor por ser “la novedad”, aunque se mantiene como uno de los juegos móviles más populares en el mundo, entregando grandes ganancias a sus creadores. De acuerdo a cifras entregadas por Apptopia, la aplicación ha obtenido 1.200 millones de dólares en todo el mundo, con 752 millones de descargas. Cuenta con 60 millones de jugadores mensuales, con un 20% utilizando el juego diariamente, con un 57,4% de los jugadores hombres, 38% con edades de 19 a 34 y un 32,5% de 18 años o menos.

Asimismo, Pokémon Go ha sabido mantenerse actualizado escuchando a sus usuarios. A mediados de junio se anunció la posibilidad de luchar por equipos con Criaturas Legendarias, un renovado sistema de pelea en los gimnasios y la posibilidad de un “festival”, a esperas de lo que anuncie Niantic para celebrar el primer aniversario del juego.

La Tercera
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *