Día del Asteroide: en 2029, uno podría “rozar” la tierra

Los asteroides son interesantes, pero también podrían ser una amenaza latente para nuestro planeta. Al parecer, en 2029, el asteroide Apophis podría pasar cerca de la Tierra. ¿Hay posibilidades de impacto? Entérate.

Un fenómeno que se repite

Los asteroides que pasan cerquita de nuestro planeta, no son algo nuevo. Una de las amenazas más recientes habría sido la explosión aérea de uno a 20 km (65,616 pies) de altura sobre la ciudad de Cheliábinsk, en Rusia, el 15 de febrero de 2013, como describe la revista de ciencias, Muy Interesante. Una roca de unos 15 metros (50 pies), y masa de 10 mil toneladas, entró en la atmósfera terrestre a una velocidad aproximada de 65 mil km (45,389 millas) por hora.

Este objeto, al explotar en el aire, habría liberado una energía equivalente a treinta veces más que la bomba nuclear de Hiroshima. Tras la explosión, se encontraron en la superficie terrestre hasta 5 mil kilogramos (11,023 libras) de fragmentos del asteroide, además de provocar problemas en edificaciones y dejar 1,500 personas heridas.

Pero, antes, en 1908, también habría sucedido un fenómeno similar, aunque más potente, en Tunguska, Siberia. Un meteorito de 80 metros (262 pies) entró en la atmósfera de la Tierra (sin impactar), y liberó una potencia aproximada de 30 megatones, que equivaldría a 1,800 veces la energía generada por la bomba atómica de Hiroshima.

Para conmemorar ese suceso y generar consciencia sobre la necesidad de trabajar más en la detección y estudio de los asteroides peligrosos, la UNESCO declaró en 2016 el 30 de junio Día del Asteroide.

El próximo, ¿en 2029?

El 90% de los asteroides que pudieran causar un cataclismo planetario ya se habrían descubierto; pero todavía habría muchos de ellos de pocos cientos de metros, que podrían provocar un desastre a nivel local o incluso regional.

El Apophis, descubierto en 2004 y considerado uno de los más peligrosos para la civilización, rozará nuestro planeta el próximo viernes 13 de abril de 2029. Según los nuevos cálculos de los astrónomos, la roca espacial tiene una anchura de tres campos de fútbol y una masa de más de 46 millones de toneladas. Se prevé que pasará a al menos 35 mil kilómetros (21,747 millas) de la Tierra, lo que no significaría que hay peligro de colisión, aunque sí de pequeñas avalanchas de rocas.

El impacto será imperceptible y gradual, calculan los expertos. Lo que sí podremos ver en 2029 a simple vista, será un punto de luz moderadamente brillante moviéndose rápidamente a través del cielo.

¿Podría impactar?

“Podemos descartar una colisión en su próxima aproximación a la Tierra, pero entonces, la órbita cambiará de una forma que no podemos predecir completamente ahora, por lo que no sabemos cómo reaccionará en una escala temporal más larga”, dijo al sitio AstroWatch.net, Alberto Cellino, del Observatorio de Turín en Italia.

Al Rojo Vivo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *