Estados Unidos mantiene la política migratoria Cuba pese a la oposición regional

Los Estados Unidos se mantiene firme en la defensa de sus políticas migratorias hacia Cuba, a pesar de una petición de los nueve gobiernos latinoamericanos para poner fin a las medidas.

Durante su conferencia de prensa el 30 de agosto, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kirby, confirmó que una carta enviada el mismo día, por los Cancilleres de Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y Perú a La secretaria de Estado estadounidense, John Kerry había sido recibido.

“A pesar de que los EE.UU. sigue animando a todos los países a respetar los derechos humanos de los migrantes”, y continuaremos “involucrar a los gobiernos en la región,” Kirby señaló que actualmente no hay planes para cambiar la política migratoria de Estados Unidos hacia Cuba.

“La Ley de Ajuste Cubano permanece en su lugar y / pies mojados pies secos sigue siendo la política de Estados Unidos respecto a la emigración cubana”, agregó.

La Ley de Ajuste Cubano, en vigor desde 1966, y la política de “pies mojados-secos-pies” ofrecen privilegios especiales a los cubanos que llegan a los EE.UU. – que les da el derecho a solicitar la residencia permanente un año después de su llegada, por ejemplo, .

Varios gobiernos de América Latina han quejado de que estas políticas discriminatorias animan a los cubanos a emigrar a los EE.UU. pasando por América Central y del Sur en su viaje hacia el norte, una situación que se ha intensificado tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana en julio de 2015.

En su carta a Kerry, los ministros de Asuntos Exteriores señaló que las dos políticas representan “un estímulo para el flujo desordenado, irregular y poco segura de los ciudadanos cubanos,” a los EE.UU.

una crisis migratoria relacionada comenzó en noviembre de 2015, después de que el gobierno de Nicaragua decidió cerrar su frontera , dejando unos 8.000 migrantes, la mayoría cubanos, varados en Costa Rica y Panamá.

Los dos países llevaron a cabo esfuerzos con México para organizar una operación especial para el transporte de los inmigrantes cubanos en peleas directos a varias ciudades de México, sin embargo, el flujo de inmigrantes continuó, lo que lleva a ambos países a cerrar también sus fronteras a los inmigrantes ilegales; Costa Rica en diciembre de 2015, y en Panamá de mayo de 2016. El presidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís se refirió al tema en una reunión celebrada la semana pasada con el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, señalando que “Obviamente, los cambios a la ley requieren una acción por parte del Congreso y es Tengo entendido que esto es muy poco probable que suceda en un año electoral “, declaró Solís durante una rueda de prensa en el Wilson Center con sede en Washington, 22 de agosto.

COMPARTIR Facebook Twitter

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *