Beber alcohol (aunque sea poco) afecta al cerebro

El consumo de alcohol, incluso en cantidades moderadas, se asocia con cambios patológicos de la estructura del cerebro y provoca el deterioro de su funcionamiento, según informa un estudio publicado en la revista científica ‘The BMJ’.

Científicos de la Universidad de Oxford en colaboración con la Universidad Colegio de Londres examinaron el consumo semanal de alcohol de 550 voluntarios durante 30 años. Los especialistas investigaron la función cerebral a intervalos regulares y al final del estudio los voluntarios se sometieron a un escáner cerebral de resonancia magnética.

El análisis de los datos obtenidos muestra que el consumo de 30 unidades semanales está relacionado con un mayor riesgo de atrofia del hipocampo. Las personas que bebían moderadamente, entre 14 y 21 unidades semanales, presentan tres veces más probabilidades de desarrollar esa patología de manera pronunciada en comparación con los abstemios. Una unidad fue definida como 10 mililitros de alcohol puro.

Durante el experimento los científicos tuvieron en cuenta los factores que podían tener influencia en los resultados de la investigación, como la edad, el sexo, la actividad física y social, y los antecedentes médicos, entre otros.

El principal resultado del estudio determinó que incluso un consumo moderado de alcohol tiene una influencia clara sobre la salud cerebral, algo que no había sido detectado antes. El análisis confirma que cualquier consumo de alcohol está vinculado con varias patologías cerebrales.

Fuente RT

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *