Una lección para quienes ganan y para quienes pierden

La pregunta de qué equipo es mejor… es absurda, innecesaria y tonta. Porque NO IMPORTA CUAL SEA MEJOR. Ni siquiera importa el que gane cual copa este año porque TARDE O TEMPRANO perderá. Tarde o temprano otro equipo vendrá y le quitará la copa que sea.

Lo que más importa es celebrar los logros actuales de cada equipo y dejar de pensar que uno es mejor que el otro. La pregunta de cuál es mejor CAMBIARÁ CADA AÑO, y la pregunta de cuál es el mejor de la historia no importa porque los jugadores actuales no han estado ahí toda la vida.

Lo mejor que podemos hacer es disfrutar del juego HOY. Si tu equipo ganó esta vez, celebralo. Pero recordá que TARDE O TEMPRANO TU EQUIPO PERDERÁ. Y tarde o temprano tu equipo pasará un mal rato y los logros que había conseguido, pasarán a otro equipo que tendrá también su derecho a celebrar en ese momento. Y así es el ciclo siempre!

Estoy más que deacuerdo que cuando tu equipo gane, en tono de competencia, de confianza y de sentido del humor, uno pueda burlarse respetuosamente, hacer un “lero lero” a todos los fans del equipo contrario. Estoy deacuerdo en gritar gol orgullosamente frente a los rivales y hacerles saber de forma chistosa que su equipo no ganó. SIEMPRE en el marco del respeto, de la confianza con la otra persona y en aras de hacer de la competencia algo más divertido.

Pero veo gente usando términos de: “Imbécil, estúpido, mier$·$%, hijoe”··%&$·, comem·$&·$&…” y de ahí en adelante a todas las personas que le van al otro equipo. Eso ya no es competencia respetuosa, eso es irrespeto y sobretodo, es absurdo!

Hablarle así a la gente sólo por no irle a tu equipo es el típico comportamiento tribalista, destructivo y descalificador que a los nicaragüenses nos separa, nos hace perder empatía con los demás y destruye nuestra capacidad para respetar diferencias.

Tan es así, que estoy seguro que alguna gente dirá que estoy diciendo esto porque le voy al equipo que ganó esta vez. Y NO ES ASÍ. Estoy diciendo esto porque bien podríamos tener intercambios divertidos y competitivos… pero en vez de eso tenemos palabras destructivas y discriminatorias.

Y lo mismo hacemos con cualquier otro tema en el que tengamos diferencias con los demás. Si seguimos así, terminaremos siendo personas sumamente amargadas, apáticas y antisociales.

Ganemos o perdamos con respeto. Y celebremos o lamentemos cualquier victoria o derrota dignamente y con tranquilidad.

Ricardo Zambrana

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *