Nicaragua, un mercado virgen en la industria de seguros

Si bien la industria de seguros no ha dejado de crecer en los últimos años, la cultura de adquirir entre los ciudadanos una póliza no obligatoria es muy baja. Por ejemplo, apenas un 10% de la población tiene seguro de vida, calcula Connie Bravo, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Agentes Profesionales del Seguro (ANAPS).

“Los nicaragüenses creemos que el seguro es un gasto y no lo vemos como una inversión, como una protección a la familia que nos va a sacar de apuro cuando ya no esté el papá o la mamá el día de mañana. Y debe ser que la gente puede creer que es caro adquirir una póliza, por eso te digo la falta de cultura, la falta de información repercute en esto y hay seguros por ejemplo el de los universitarios que valen al año 10 dólares”, señaló.

“Los seguros obligatorios como es el laboral o el de automóvil que es de responsabilidad civil son los que más se venden por igual en toda la región”, indicó Francisco Machado, presidente de Confederación Panamericana de Productores de Seguros (Copaprose).

En comparación a otros países Nicaragua es un mercado virgen en la compra-venta de seguros. Brazil y México lideran el sector. Aún así, al 31 de diciembre del 2016 la industria aseguradora aportó 5 mil 848.1 millones de córdobas en producción de primas, 12.5% más que el año 2015, según datos del Banco Central de Nicaragua (BCN), revelados por el Superintendente de Bancos, Víctor Urcuyo, durante la inauguración del Catorceavo Congreso Regional de Copaprose que se efectúa en Nicaragua.

“Los socios estratégicos y primeros clientes de las compañías de seguros son los corredores de seguros ya que contribuyen aproximadamente al 63% de la cartera de prima de la industria”, reconoció el funcionario.

En Nicaragua, el sector está representada por 4 compañías privadas (ASSA, MAPFRE, AMERICA y LAFISE) y una estatal (INISER). También por 68 sociedades de corretajes y 17 corredores de seguros individuales autorizados.

EDGARDO

Edgardo J. Trejos

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *