El peligro de dormir poco

Te acuestas cansado y empiezas a dar vueltas en la cama sin poder conciliar el sueño. Por más que quieres dormir, no puedes. Y cuando por fin te quedas dormido, te despiertas al rato sin haber descansado. Las noches se hacen eternas, y los días, también. La fatiga no te deja rendir en el trabajo, tienes problemas para concentrarte y solo piensas en la cama. Y, sin embargo, ya entre las sábanas, sigues sin poder dormir.

Si el insomnio te resulta familiar, ya sabrás que dormir bien no es un lujo, es, más bien, indispensable. Más todavía si eres hombre, pues, como asegura la American Cancer Society, dormir las horas recomendadas podría incluso salvarles la vida.

La falta de sueño puede acarrear consecuencias mucho más graves para la salud que el cansancio. Los investigadores estadounidenses han concluido que los hombres menores de 65 años que duermen solo de tres a cinco horas por la noche tienen un 55% más de probabilidades de desarrollar cáncer de próstata que los que dormían el mínimo recomendado de siete horas. Si, en cambio, el tiempo de sueño se aumenta a seis horas, el riesgo desciende al 29%.

El cáncer de próstata es el tumor maligno más frecuente en varones en la Unión Europea. Se origina cuando las células de la próstata (glándula sexual del hombre encargada de producir el semen) comienzan a crecer sin control. A diferencia de otros tipos, el de próstata se caracteriza por evolucionar de manera muy lenta.

Con la edad, además de sufrir la pérdida de cabello o los kilos de más en el contorno de la tripa, muchos hombres (29.000en España cada año) hacen frente a los problemas que causa el cáncer de próstata. Una vez la enfermedad alcanza un estadio avanzado, podría originar problemas al orinar, sangrado en la orina o semen, disfunción eréctil o incluso pérdida del control de la vejiga. El goteo puede ser constante.

Ya que en su etapa inicial apenas causa síntomas, las revisiones rutinarias son indispensables. Desde la generalización del test de diagnostico precoz que determina los niveles de PSA en sangre (un simple análisis que detecta los niveles de una sustancia que forman las células prostáticas), ha aumentado la incidencia del tumor, pero también su supervivencia, según la Asociación Española Contra el Cáncer. Por poner un ejemplo representativo, Austria, cuyas cifras son las mejores de Europa, es el país del continente en el que se implantó primero el diagnótico precoz. Sin embargo, el análisis genera numerosos falsos positivos y muchos médicos opinan que ocasiona demasiados tratamientos innecesarios.

La explicación científica

Debido a su evolución lenta, el estudio de la American Cancer Society se tuvo que realizar a largo plazo, analizando datos recogidos desde 1950 hasta 2012 de más de 820.000 hombres de Estados Unidos. Tras estudiar sus patrones de sueño, la investigación concluyó que la falta de descanso podría jugar un papel fundamental en el desarrollo de esta enfermedad.

Sin embargo, la razón no se sabe con exactitud. Los investigadores apuntan a que la falta de sueño puede inhibir la producción de melatonina, la hormona que regula el reloj biológico de nuestro cuerpo. Una producción baja puede conducir a un aumento de las mutaciones genéticas, a una reducción de la reparación del ADN y un sistema inmune debilitado, que a su vez pueden contribuir a la progresión de tumores.

Aunque este tipo de cáncer se desarrolla principalmente en hombres de edad avanzada, en su caso no importa tanto el número de horas que duerman cada noche. Esto se debe a que el declive natural en los niveles nocturnos de melatonina, propio de la tercera edad, podría reducir el impacto relativo de la falta de sueño.

Pese al descubrimiento, todavía se requiere más investigación al respecto para comprender mejor los mecanismos biológicos y el rol de los ciclos del sueño en el desarrollo de enfermedades. “Si otros estudios lo confirman, nuestros hallazgos contribuirían a demostrar la importancia de dormir de una forma adecuada para una mejor salud”, afirma la autora del estudio, Susan Gapstur, vicepresidenta del programa de epidemiología de la sociedad.

Ya sea por insomnio, cansancio o por falta de tiempo físico, los hombres han de ser conscientes de que la privación de sueño perjudica su salud de formas que solo se manifestarán en el largo plazo. Por la alta frecuencia y tasa de mortalidad (5.400 muertes al año en España) de este tipo de cáncer, deberían prestarle más atención a sus hábitos con el fin de prevenirlo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *